Noticias

El tsunami griego se lleva por delante el beneficio de BNP

A pesar de que la losa griega no es ninguna novedad, BNP Paribas ha presentado unos resultados muy por debajo de lo que esperaba el consenso de analistas, datos arrastrados por el gasto extraordinario de 2.260 millones de euros que el banco ha tenido que destinar a actualizar el valor de la deuda soberana helena.

Sin embargo, no es el único tachón en las cuentas de la francesa, la compañía sufre el castigo del momento por el que atraviesa la venta de bonos europeos…algo que ha provocado que haya sufrido pérdidas de su negocio de renta fija.

"El nuevo plan para la reestructuración de la deuda griega ha pesado en los resultados", ha admitido el consejero delegado de BNP, Baudouin Prot. Aún así, ha asegurado que el bancos "es rentable y está manteniendo su solvencia en un nivel alto".

Confesiones.
BNP Paribas ha reconocido que tendrá que hacer frente a extraordinarios por unos 1.200 millones de euros, derivados de las medidas necesarias para cumplir las nuevas exigencias de capital impuestas desde Bruselas.

Lo cierto es que la Autoridad Bancaria Europea confirma que el primer banco de francés necesita 2.100 millones de capital, cifra muy inferior a los 3.300 millones que precisa, por ejemplo, Société Générale. A pesar de ello, las entidades ya han anunciado que no recurrirán a sus accionistas para conseguir este capital.