Sectores

Cospedal afirma que los papeles de Bárcenas son falsos y anuncia "acciones judiciales"

Cospedal compareció en rueda de prensa en la sede nacional del PP para valorar las informaciones publicadas por el diario 'El País' en las que se detallan los cobros supuestamente recibidos por la cúpula del partido durante casi 20 años.

Entre los beneficiarios se encontrarían Mariano Rajoy, María Dolores de Cospepdal, Javier Arenas, Ángel Acebes, Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja, entre otros muchos.

La dirigente popular negó "la veracidad completa" de los documentos aparecidos, al entender que sólo buscan "poner en cuestión la honorabilidad de los dirigentes del PP" y "perjudicar" en particular a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

Incluso, calificó de "bastante sorprendente" que todas estas informaciones aparezcan publicadas "justo cuando empezamos a remontar" la situación económica de España.

Cospedal eludió hablar de mano negra o de conspiración pero recalcó una y otra vez que detrás de los documentos publicados hay alguien que intenta "perjudicar" al PP y que habría emprendido esta campaña de acoso y derribo. "No sé por quién, no lo puedo saber", remachó.

ACCIONES JUDICIALES

La secretaria general del PP dejó claro que la estrategia de respuesta ante las informaciones publicadas consistirá en acudir a los tribunales y emprender "acciones judiciales" contra todos los que difundan o reproduzcan los papeles de los supuestos pagos a dirigentes.

Cospedal explicó que "el PP se siente atacado" en conjunto e individualmente. Por eso, las demandas judiciales se presentarán "como partido y como particulares por parte de todos y cada uno de los afectados", incluido Mariano Rajoy.

Respecto al presidente del Gobierno, comentó que está "muy tranquilo" y centrado en sus labores de gestión en La Moncloa a pesar de todo lo que está apareciendo.

Aseguró que las acciones judiciales se concretarán en los próximos porque los servicios jurídicos del PP ya han comenzado a estudiar las informaciones aparecidas.

Una y otra vez afirmó que "no reconozco ni la veracidad ni el contenido de ninguna manera" y dijo tener constancia de que algunos de los datos que aparecen son "mentira", como los cobros que ella misma habría obtenido.

Sin embargo, dio por cierto uno de los pagos recibido por el actual presidente del Senado, Pío García-Escudero, quien ha reconocido que recibió en el año 2000 unos cinco millones de euros en concepto de adelanto del partido para realizar unas obras en su casa tras sufrir un atentado, según explicaron a Servimedia fuentes de la dirección.

Cospedal señaló que el hecho de que en los papeles aparecidos haya un dato cierto referido a García-Escuero "no valida completamente el resto" de la información publicada por 'El País'.

Además, como argumento para negar la veracidad de la información alegó que el propio extesorero del PP Luis Bárcenas, al que se adjudica la autoría de los papeles, ha desmentido que sean ciertos.

CUENTAS LIMPIAS

La dirigente popular defendió en todo momento la legalidad y limpieza de las finanzas del partido al asegurar que "es única, clara, transparente, limpia y sometida al Tribunal de Cuentas" todos los años.

Cospedal presentó al PP en todo momento como víctima de lo que está apareciendo: "Estamos indignados, me parece una frivolidad lo que se está haciendo sin ningún tipo de prueba con tal de provocar alarma social o daño a un partido político".

Añadió que en el PP todos los pagos a los dirigentes y los trabajadores se realizan de manera legal y transparente mediante transferencia bancaria, por lo que las nóminas conllevan la consiguiente retención de Hacienda y la Seguridad Social.

Para demostrarlo, recordó que Mariano Rajoy ordenó la semana pasada la puesta en marcha de una doble auditoría, interna y externa, para verificar la limpieza de las finanzas.

Cospedal relató que al frente de esa investigación se encuentra la nueva tesorera, Carmen Navarro, quien ha pedido la declaración de la renta de años anteriores de todos los dirigentes y está sometiendo a interrogatorio a los distintos responsables en una "declaración jurada".