Noticias

Vuelve la cordura

 

El comité de Competición ha vuelto a implantar la cordura en la primera división. El pasado viernes se vio uno de los episodios más extraños y surrealistas que se recordaban. El colegiado del partido entre Espanyol y Sevilla, Muñiz Fernández, se convertía en el protagonista de la noche al expulsar a José Antonio Reyes por doble amarilla, tras poner el balón en juego con su permiso. De nada sirvieron las protestas del sevillano y de los jugadores del club hispalense, por lo que el 19 tuvo que enfilar el túnel de vestuarios antes del pitido final.

 

Pero las imágenes no dejaban dudas, el arbitro se había equivocado por completo. Por ello, el comité ha tomado la decisión acertada: Quitar la amarilla al sevillano y mandar a la “nevera” a Muñiz. Por este motivo, Reyes podrá disputar el próximo encuentro del club hispalense, mientras que el colegiado permanecerá unas semanas sin arbitrar, empezando por el partido de anoche entre Osasuna y Valencia, que le habían designado y que le quitaron tras su pésima actuación.

 

Por otro lado, el órgano sancionador también se ha pronunciado sobre la expulsión del jugador del Real Murcia Javier Matilla. 6 partidos de suspensión por insultar gravemente al arbitro del encuentro, Figueroa Vázquez. La del mediocentro no será la única baja del club murciano, ya que tanto Molinero como Dos Santos también han sido sancionados. Un partido de suspensión para ambos por las dos amarillas que vieron ante el Sabadell.