Noticias

Bernanke mira a Europa y se olvida de mirarse el ombligo

Mientras la banca europea busca su refinanciaciación, valorada por J.P. Morgan en más de 200.000 millones de euros, los líderes de los principales bancos centrales del mundo siguen a lo suyo. El del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, de gira de despedida, reclamando una bajada de tipos que -según el mercado-no llegará de su mano este jueves. Y el de la Reserva Federal, Ben Bernanke, echando balones fuera.

 

La culpa del frenazo de la economía mundial en general, y estadounidense en particular, corresponde a Europa. Es más, insiste Bernanke en que la ralentización americana corresponde también a factores como la primavera Árabe, el terremoto de Japón, o la tan manida mirada a China para recordarle que necesita apreciar su moneda -por lo menos- un 15%.

Tiene razón el presidente de la FED cuando dice que hay factores externos, pero se le olvida que el frenazo norteamericano comenzaba cuando quitaba la última ronda de estímulos a la economía. Un error, quizá no reconocido implícitamente, pero asumido al asegurar que la puerta a cualquier medida está abierta. ¿Veremos una QE3?