Noticias

Distinta forma pero mismo fondo

Unos números que llegan tras las malas previsiones de la OCDE, que prevé una caída del 1,7% para este año, y tras las recomendaciones de Bruselas al Gobierno: subida de IVA, reforma de pensiones, evaluación de la reforma laboral, y todo ello con fechas concretas de ejecución. Y ésa es la sorpresa que nos ha dado la Comisión Europea para ofrecernos dos años más para cumplir con el déficit, y dos décimas más para este año al 6.5%. Es decir, se cambian los datos por más reformas con plazos concretos. O lo que es lo mismo, cambia la forma de decir las cosas, pero no el fondo: más austeridad.

Sigue la austeridad imponiéndose en Europea, y hoy la veremos de la mano de Angela Merkel en París, donde se reúne con Françoise Hollande para abordar iniciativas de crecimiento europeo. Y mientras tanto aquí en España la CNMV investiga a la mayor parte del sector financiero por la venta de las preferentes. Un análisis que afecta, aproximadamente a 6.000 millones de los más de 110.000 millones de euros vendidos en productos híbridos entre 1998 y 2012. Una cifra pequeña, en una investigación que llega tarde, y que de prácticamente nada va a servir a los pequeños ahorradores que han perdido su dinero. Más que nada, porque como dice Elvira Rodríguez, es la palabra de unos contra otros y es muy difícil probar quién lleva la razón.

Y atentos a lo que podemos leer hoy en el diario El Mundo. Según este diario la Junta de Accionistas de YPF que se celebra este jueves, podría denunciar a Antonio Brufau por supuestos sobresueldos en negro por valor de 40 millones de euros en la época en la que Repsol era el máximo accionista de la petrolera. Un presunto fraude que habría sido desvelado en una auditoría de las cuentas encargado por un grupo de accionistas de YPF en 2012. Veremos lo que salé de esa Junta finalmente, cuya intención es la de pedir que se devuelva el dinero. Vamos, una nueva vuelta de tuerca del Gobierno de Kirchner que busca evitar tener que compensar a Repsol por la expropiación de YPF. ¡Por cierto! Que ya  podrían explicar también cuál ha sido la evolución de la petrolera argentina desde que se fue Repsol: por hacernos una idea, sólo en bolsa ha perdido un 70%.