El libro amarillo de Montoro

Los Presupuestos Generales del Estado llegan  hoy al Congreso de los Diputados. Va a ser Montoro quien lleve el famoso “libro amarillo –ahora pen drive” a la Cámara Baja, y ahí será cuando conozcamos en detalle las cifras de las cuentas para lo que resta de 2012. Unos números que contemplan lo ya sabido: un recorte de 27.000 millones, una amnistía fiscal y una eliminación de las deducciones al impuesto de sociedades.

Grandes rasgos que hoy centraremos, pero a los que ahora nos dice el Gobierno va a acompañar en las próximas semanas de dos planes antifraude: el primero contra aquellos que defraudan a la Hacienda Pública. El segundo para aquellos que intentan defraudar al sistema público de empleo. Es decir, a aquellos que cobran el subsidio y siguen trabajando.  En definitiva, que la acción del Estado castigue a aquel que no cumple con las reglas de juego que todos nos hemos marcado.

Desde luego ésa es la dirección que debe seguir el Estado. A eso también habría que sumarle una campaña de sensibilización. Hacer que la gente se dé cuenta del daño que provoca el aceptar trabajar en negro –para seguir cobrando paro, o para que otros se ahorren cotizaciones-. Algo más habitual de lo que creemos entre la ciudadanía y sobre lo que la sociedad es muy laxa. Bienvenido sea este plan de lucha contra el fraude en todos los ámbitos, aunque llega tarde. Primero luche y luego anuncie una amnistía. Si no, es como bajar los brazos antes de ir a la guerra.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies