Noticias

La 'mano dura' de Botín

 

No le falta razón a Emilio Botín cuando reclama que el ajuste se haga entero en este 2012, ya que no es viable demorarla mucho más. Las entidades deben estar en  posición de salida de cara al inicio de la recuperación económica, si es que llega el año que viene.

Por ahora el Santander descarta movimientos empresariales, aunque todo apunta a que se verá obligado a protagonizar algunos de ellos. Y ciertamente, es algo que no acaba de entenderse. Esa angustia vital que hay en nuestro país por salvar a todas las entidades financieras.

No pasaría nada si dejamos caer a aquellas que más problemas tienen, es más, podría ser hasta positivo, pues se conseguiría dejar en el sistema a las que son realmente solventes. Ya no sólo eso, si no que además jugarían de verdad con las mismas reglas que una empresa privada.