Noticias

El Padrino inglés

El vídeo recoge la intervención del Parlamentario Europeo, en la que va señalando uno a uno a todos los líderes europeos y culpándoles de haber destrozado el proyecto de la zona del euro. Hace diana el señor Farage con Ángela Merkelyo no quiero vivir en una Europa dominada por la canciller alemana” – dice Farage – que hace diana también con el presidente de la Comisión Europea, Herman Van Rompuy, a quién le dice en su cara, que “no ha sido elegido democráticamente” y le acusa de haber puesto a gobiernos títeres en Grecia e Italia. “¿Quién será el siguiente?” – pregunta este euroescéptico, ¿a quién mandarán a paseo para poner a un tecnócrata?.

Por cierto, que le da un palo a Monti bastante curioso; ha acusa de que se ha puesto a uno de los arquitectos de este desastre – se refiere a la zona del euro – a los mandos de Italia.

Recuerda Farage en el video, que Van Rompuy es un “asesino ruidoso de la soberanía del Estado-Nación”, y termina mandando a todos a la calle, “deberían ser despedidos de este Parlamento”.

Este es un discurso, al que hoy muchísimos se han sumado (muchísimos europeos respaldan las palabras de Farage), que – todo hay que decirlo – critica una situación de la que no forma parte, porque Inglaterra no forma parte de la Zona del Euro y cada vez son más las voces dentro de la pérfida Albión que piden una ruptura definitiva con la Unión Europea.

Es cierto que este discurso – que hoy se ha hecho tan popular en las redes sociales – es bastante populista, pero demuestra que buena parte de los europeos no se sienten europeos, es decir, que las bases de lo que hoy llamamos Unión Europea (ese sentimiento, ese arraigo a algo llamado Europa) no existen, es decir, hay una parte tan importante dentro de los ciudadanos de los países que forman la Unión que no se siente parte de este club.

Y si no hay arraigo a la Unión Europea desde abajo, ¿cómo le explicas a unos ciudadanos que tienen que admitir recortes y reformas que llegan desde Bruselas?. Complicado, primero porque a Farage no le sobra razón: allí – en los primeros bancos del Parlamento Europeo – no hay nadie elegido democráticamente (ni Olli Rehn, ni Durao Barroso, ni mucho menos Van Rompuy), y lo mismo pasa en Grecia e Italia, dónde ha habido – hay en el caso de Italia – gobiernos tecnócratas impuestos desde Bruselas, que – seamos claros – han sido un auténtico fracaso, un rotundo fracaso.

Por un lado Grecia, que no tiene ya ni estabilidad política y está con un pie fuera del euro (con todas sus consecuencias), y por otro lado está Italia, que no levanta cabeza, al igual que nos pasa a nosotros en España; aunque nosotros – por lo menos – podemos presumir de que hemos elegido al que sale en las fotos – me refiero a Rajoy – democráticamente. Eso sí, no hemos elegido a la que manda, o la que nos ha impuesto reformas y reformas que se han anunciado – me refiero a Merkel – algo por cierto que también critica Farage en su discurso.

El vídeo en cuestión es del mes de noviembre de 2010, pero no es casualidad que se reinvente hoy 17 de mayo, porque el premier británico, David Cameron ha lanzado hoy un mensaje que habrá tocado a la puerta de la cancillería alemana: “la Eurozona debe salir en ayuda de los países con problemas”, ha dicho Cameron.

Estos ingleses – ayer hablábamos de la resurrección que el Financial Times le otorgo al célebre Keynes que desde el sepia venía a decir lo mismo – lo cierto es que cada día que pasa, parece confirmar que a los pequeños débiles socios del euro nos ha salido un padrino (Inglaterra), a la que le tendría que dar igual el Euro – porque no forman parte de él – pero que parece más preocupada en salvarlo que el resto de miembros…Uno se pregunta ¿Por qué será?, ya veremos.