Sectores

¿Pensando en pedir una hipoteca? Aquí van algunos consejos

¿Qué pasos debemos dar a la hora de pedir una hipoteca? Lo primero es tener un guión sobre qué información debemos pedir al banco. Según informa el comparador financiero HelpMyCash.com a habitaclia.com, esa “chuleta” debe incluir preguntas sobre cuatro puntos básicos:

1. La financiación que pueden darte. Hay que tener en cuenta que si te ofrecen, como en la mayoría de casos, el 80 % del valor de compraventa, significa que el otro 20 % más gastos e impuestos saldrá de tus ahorros. En las hipotecas para segundas viviendas, el porcentaje rara vez supera el 60 %; sin embargo, si le compras el piso al banco puedes obtener hasta el 100 %.

2. El interés que te cobrarán. En estos momentos, un buen interés es de euríbor + 2 % o inferior. Y además, tienes que estar atento a que el contrato no incluya cláusula suelo, que te impediría pagar menos cuando el euríbor cotice a la baja. El mercado actual no ofrece, de momento, hipotecas a tipo fijo demasiado atractivas para ser tenidas en cuenta.

3. Las comisiones que te van a aplicar además del interés. De estudio y apertura, novación, subrogación, cancelación anticipada… Este es un punto negociable. Piensa que la diferencia entre tener o no una comisión de apertura del 1 % en una hipoteca de 100.000 euros es de 1.000 euros, que pagarás al firmar.

4. La vinculación obligatoria (seguros, tarjetas, nómina y recibos planes de pensiones, etc.). Hay que prestar atención sobre todo a los seguros. En este sentido, es tan necesario preguntar por el precio de los seguros como por la duración de los mismos (5 años, 10…) y su forma de pago (al firmar en un solo pago, incluido en el monto de la hipoteca…), porque estos factores alteran mucho su coste real. También es conveniente tener en cuenta las llamadas hipotecas bonificadas, que rebajan su interés a medida que el cliente acepta más vinculación.

Pero además de llevar un guión, hay otros consejos que puedes seguir:

No firmes nunca nada que no entiendas. No tengas vergüenza de preguntarle a tu banco, a un gestor o notario; usa los consultorios y foros de internet; y consulta los reglamentos y leyes hipotecarios.

Pide ofertas en al menos 3 bancos a la vez. Recuerda que mientras no hayas firmado nada, eres libre de cambiar de opinión y rechazar cualquier oferta .

-No descartes las ofertas online
. Los bancos online siempre suelen tener hipotecas con diferenciales bastante bajos comparados con la media actual, y también menos comisiones y productos vinculados.

– ¿Hipoteca a tipo fijo o variable? Es cierto que al firmar una hipoteca a tipo fijo sabes exactamente lo que vas a pagar cada mes durante toda la vida de la hipoteca, pero dados los altos intereses de las hipotecas fijas del mercado español actual, no suele ser una buena opción. Mientras las ofertas no bajen del 6 % o 7 %, la operación solo sería rentable si el euríbor se mantuviera, de media durante los 25 o 30 años de hipoteca, por encima del 4 %, cosa que no ha ocurrido desde el nacimiento del euríbor en 1999.

– Intenta negociar siempre. Las hipotecas no son productos de precio cerrado, sino que todo es más o menos negociable: comisiones, vinculación, interés aplicado… No perderás nada por intentarlo y sin embargo sí tienes mucho que ganar.

(Fuente: Habitaclia.com)