Política Sectores

Primeras reacciones a la “operación Púnica”

 

Foto: Francisco Granados Lerena

La “operación Púnica” de la Guardia Civil, que investiga una supuesta trama de corrupción municipal y regional en la que por el momento 51 personas han sido detenidas, no ha dejado indiferente a nadie, y menos a los líderes políticos, quienes han hecho públicas sus reacciones desde primeras horas de la mañana.

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha afirmado que esta operación muestra que “al final, en España, las instituciones acaban funcionando” apuntando que es el mensaje que hay que hacer llegar a los ciudadanos.

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha anunciado que de confirmarse la detención del alcalde de Parla, José María Fraila, será inmediatamente suspendido de militancia asegurando que no quieren “ni un minuto un corrupto en el PSOE de Pedro Sánchez”. El PP, por su parte, ha anunciado la inmediata suspensión de militancia de los miembros de este partido implicados en la operación Púnica que desarrolla la Audiencia Nacional. Además, conforme se conozcan “nuevos datos”, reclamará a quienes tengan responsabilidades públicas y políticas que las abandonen y sean sustituidos, según ha anunciado el vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González-Pons.

La portavoz de Podemos, Carolina Bescansa, ha asegurado que esta operación “es un paso más en la escenificación de la caída de un régimen que está en descomposición” y “una visibilización clara del grado de putrefacción al que han llegado las instituciones en nuestro país”. Ha concluido su intervención afirmando que “cuando la corrupción entra por la puerta, la democracia sale por la ventana. Cada día más nos vamos dando cuenta de hasta qué punto la democracia ciudadanista en la que la gente tiene la capacidad para decidir el modelo social, político y económico en el que quiere vivir, hace tiempo ya que salió por la ventana”.

Por su lado, el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, ha asegurado que dispone de “muy pocos datos” sobre el operativo y ha señalado que “especialmente todo está en la Comunidad de Madrid”, a lo que añadía que seguirán “siendo inflexibles con estas conductas porque lo que tenemos es generar confianza con los ciudadanos y esto, desde luego, no ayuda nada”. En Valencia también ha hablado su alcaldesa, Rita Barberá, quien ha señalado que espera que “actúe la justicia” y que lo haga “con celeridad” mientras se mostraba “sorprendida, ojiplática y expectante” ante esa noticia, afirmando no tener “ni idea” y no saber “nada”.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha pedido respeto por el trabajo que la justicia y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado están desempeñando con la “operación Púnica” a lo que ha añadido que es una operación con “cifras aparatosas” aunque ha evitado hacer otras valoraciones apuntando la falta de datos.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, también ha apelado a la “transparencia” y ha instado a “colaborar” con la Justicia, convencido de que ésta “funciona” añadiendo que “si alguien es requerido para ello, tiene que dar cuenta”.

La ‘Operación Púnica’, segunda trama que salpica a alcaldes de la Comunidad de Madrid en cinco años después de que el caso Gürtel acabara con la vida política de varios regidores del Partido Popular  en la pasada legislatura, ha hecho reaccionar a los partidos de la oposición. Por ejemplo,en el Ayuntamiento de Collado Villalba exigirán una comisión de investigación en el Consistorio de la sierra madrileña y en la Asamblea de Madrid para exigir explicaciones tras la detención de su alcalde.