Empresas Sectores

Progresos hacia una Europa digital

Los países de la Unión Europea presentan diversos grados de digitalización, según la conclusión de un nuevo índice de la Economía y la Sociedad Digitales. Desde la UE apuntan que las fronteras continúan representando un obstáculo para un auténtico mercado único digital, una de las prioridades de la Comisión Juncker.

La nueva herramienta presentada hoy ofrece instantáneas por país de la conectividad, las competencias digitales, el uso de actividades en línea como las noticias o las compras, y el desarrollo de las tecnologías digitales clave (facturas electrónicas, servicios en la nube, comercio electrónico, etc.) y de los servicios públicos digitales, como la sanidad electrónica y la administración electrónica. Los datos, correspondientes en su mayoría a 2013 y 2014, ofrecen una visión de conjunto del grado de digitalización de Europa, y permiten establecer una clasificación de países por resultados.

Las principales conclusiones del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales apuntan que la experiencia digital depende del país en que uno se encuentra, ya que los resultados varían desde los países punteros como Dinamarca (puntuación de 0,67 sobre 1) a los de peor comportamiento como Rumanía (puntuación de 0,31).

Por otro lado, la mayoría de los europeos usa internet con regularidad el 75 por ciento  en 2014 (72 por ciento en 2013), oscilando entre el 93 por ciento en Luxemburgo y el 48 por ciento en Rumanía.

Otra de las conclusiones del Índice es que los europeos quieren acceder a contenidos audiovisuales en línea. El 49 por ciento de los europeos que están en línea han reproducido o descargado juegos, imágenes, películas o música; un 39 por ciento de los hogares con televisor contemplan vídeo a la carta.

Las pymes, por su parte, encuentran obstáculos para el comercio electrónico.  Tan solo el 15 por ciento de las pymes venden en línea, y de ese porcentaje,  menos de la mitad lo hacen a través de las fronteras.

Por último, los servicios públicos digitales son una realidad cotidiana en algunos países, sin embargo, casi no existen en otros, y es que el 33 por ciento de los usuarios europeos de internet ha utilizado formularios en línea para enviar información a los poderes públicos, oscilando entre el 69 por ciento en Dinamarca y el 6 por ciento en Rumanía. Por otro lado, el 26 por ciento de los médicos generalistas en Europa utilizan recetas electrónicas para transferir las recetas a los farmacéuticos a través de internet, pero el porcentaje varía entre el 100 por ciento en Estonia y el 0 por ciento en Malta.

El vicepresidente responsable del mercado único digital Andrus Ansip ha afirmado que “estas cifras demuestran que Europa se va haciendo digital, y que los europeos disfrutan de magníficos servicios nuevos. La gran mayoría de los europeos está en línea: los ciudadanos quieren tener acceso a los contenidos en línea y tenemos que facilitárselo”.