Destacado Economía Empresas

Repsol gana 610 millones de euros, un 11,5% menos por el “efecto inventarios”

Repsol obtuvo en el primer trimestre de 2018 un beneficio neto de 610 millones de euros, lo que supone un descenso del 11,5% con respecto a los 689 millones de idéntico periodo de 2017. Según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta caída se produce como consecuencia de que la subida de los precios de los productos petrolíferos tuvo un efecto excepcional en el valor contable de los inventarios en el inicio de 2017.  Si se excluye el “efecto inventarios”, el beneficio neto ajustado del periodo, alcanzó los 616 millones de euros, frente a los 570 millones obtenidos entre enero y marzo de 2017, lo que supone un aumento del 8%.

La compañía explica además que el trimestre estuvo marcado por unos precios del crudo más elevados (Brent +24%), unos menores precios del gas (Henry Hub -9,4%), un dólar débil frente al euro (-15%) y, en general, un entorno internacional menos favorable a los negocios industriales.

Desde la petrolera señalan que el negocio de upstream tuvo un comportamiento destacado, con un resultado de 320 millones de euros, un 43% mayor al obtenido entre enero y marzo del año anterior.

Repsol alcanzó en el periodo una producción de hidrocarburos de 727.000 barriles equivalentes de petróleo al día, récord desde el año 2012, gracias a la mayor actividad en Libia, la puesta en marcha de Juniper (Trinidad y Tobago), Shaw y Cayley (Reino Unido), Reggane (Argelia) y Kinabalu (Malasia), y la adquisición del campo Visund (Noruega).

Durante el periodo, la compañía anunció un nuevo descubrimiento de hidrocarburos en Colombia, en el bloque CPO-9, que forma parte del importante proyecto de desarrollo de Akacias, cuya primera fase ha sido aprobada en 2018.

Por su parte, el negocio de downstream (o “aguas abajo”, y que consiste en refino y comercialización) obtuvo un resultado neto ajustado de 425 millones de euros, lo que representa una caída del 15% frente a los 500 millones registrados entre enero y marzo de 2017.

Los negocios industriales, Refino y Química, se vieron influidos por un entorno menos favorable y por las paradas de mantenimiento acometidas en los complejos industriales de Puertollano, Tarragona y Sines (Portugal). Las áreas de Marketing, GLP y Trading y Gas & Power mejoraron su resultado.

El indicador de margen de refino se situó en el trimestre en 6,6 dólares por barril, por encima de los planes de la compañía, que además incrementó la destilación en sus instalaciones por la mejora de la utilización de las plantas.

Una vez finalizado el trimestre, el Consejo de Administración de Repsol aprobó convocar la Junta General Ordinaria de Accionistas de la compañía, que se celebrará el próximo 11 de mayo. El Consejo acordó proponer a la Junta una retribución al accionista equivalente a unos 0,50 euros brutos por acción. Esta retribución se suma a la que la compañía aprobó por un importe equivalente a unos 0,40 euros brutos por acción, por lo que la retribución total al accionista aumentará hasta el equivalente a los 0,90 euros por acción.