Empresas Sectores

Sale de la línea de producción el Opel Insignia 750.000

Un nuevo capítulo se añade a la historia de éxito del Opel Insignia. La unidad 750.000 del modelo más alto de la gama Opel ha salido de las líneas de producción de la planta de Rüsselsheim. El equipo de acabado final liderado por el gerente de planta, Axel Scheiben, ha celebrado la salida de un Insignia OPC Sports Tourer en el exclusivo color Azul Árdenas.

El coche que celebra este aniversario es el tope de la gama Insignia, con el motor 2.8 litros V6 turbo que entrega 325 CV y un par máximo de 435 Nm, potencia y par que se transmiten a las cuatro ruedas. Este familiar deportivo acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos.

El Opel Insignia, que se produce en exclusiva en la planta de Rüsselsheim, fue galardonado con el premio “Car of The Year 2009” el año siguiente a su presentación, y se ha hecho aún más popular tras el lanzamiento de si segunda generación en 2013. Hasta la fecha, el nuevo modelo se ha recibido más de 155.000 pedidos. Sólo el año pasado, Opel vendió más de 100.000 Insignias en toda Europa – lo que representa un incremento del 19%. En España, el Insignia, con 7.849 unidades matriculadas, se ha mantenido en primera posición de su segmento con una participación del 9,82% y un crecimiento respecto al año pasado del 17,5%. Estas cifras colocan al tope de la gama Opel como el cuarto modelo más popular. “Con estos resultados, el Insignia da una prueba más del éxito de nuestra ofensiva de modelos”, dice el Dr. Neumann.

El año pasado, el modelo Opel de tamaño medio fue especialmente demandado en Reino Unido, Alemania y España, y alcanzó el mayor porcentaje de crecimiento en el segmento medio en Europa.

La gama Insignia consta de cinco versiones – sedán de cuatro puertas, berlina de cinco puertas, Sports Tourer, Country Tourer y OPC. Los colores más demandados en Europa son el negro grafito y el blanco alpino.

Los clientes de Insignia pueden elegir entre motorizaciones de gasolina, diésel o GLP. El modelo de acceso es un 1.4 litros turbo de 140 CV, con tecnología Start/Stop y una caja de cambios manual de baja fricción y seis relaciones.

El Insignia estará disponible próximamente con un nuevo motor 2.0 litros diésel de alta tecnología. El nuevo motor de cuatro cilindros y 170 CV, fabricado en Kaiserslautern, impresiona por su potencia, reducido consumo y bajas emisiones, así como por su bajo nivel de ruido y vibraciones.

El Opel Insignia está listo para causar aún más impacto internacionalmente. A finales de este año, la variante OPC sedán será exportada a Australia y Nueva Zelanda y comercializado como Holden Insignia VXR. Además, una versión adicional del Insignia se fabricará a finales de esta década en Rüsselsheim, y será vendido como un nuevo modelo de la marca Buick de GM en Estados Unidos.