Economía

Signo mixto en Wall Street tras un PIB mejor de lo esperado

El Dow Jones empieza a cotizar este jueves con signo positivo, el S&P500 arranca en plano, mientras que el selectivo tecnológico se mueve en terreno negativo (Dow Jones: +0,67%; S&P 500: 0,01%; Nasdaq: -0,42%), todo ello mientras se sigue estudiando el comunicado de política monetaria de la FED de ayer y se digiere el dato, mejor de lo esperado, del PIB.

En concreto, la economía de EEUU creció un 3,5% en el tercer trimestre, frente al avance del 4,6% del trimestre anterior. Se trata de la primera estimación del dato, y supera la previsión del mercado en medio punto porcentual. El principal catalizador ha sido el avance del 7,8% de las exportaciones, mientras que las importaciones han caído un 1,7%. El aumento en el gasto del consumidor, la principal fuente de la actividad económica del país, se ha desacelerado a un ritmo anual del 1,8% desde el 2,5% del trimestre anterior.

También han llegado referencias del mercado laboral. Las nuevas solicitudes de prestación por desempleo en Estados Unidos han aumentado en 4.000 hasta las 283.000. El dato es peor de lo esperado, ya que los expertos esperaban una subida hasta las 285.000 peticiones. Aun así, se mantienen por debajo de las 300.000.

En el terreno empresarial, Visa se dispara en el Dow Jones un 8,85% después de desfilar por la pasarela, anoche al cierre. A demás, la compañía celebra junto a Masterd Card que Pekín abra el mercado de las tarjetas. Ambas compañías han dado la bienvenida a los planes de China para abrir su mercado de transacciones nacionales con tarjetas bancarias, con lo que tendrían acceso a un mercado en expansión cuyo valor asciende a más de un billón de dólares al año.

Time Warner sube un 1,20% después de publicar que ganó un 6% menos en el tercer trimestre. Su beneficio ha sido de 499 millones, frente a los 532 de hace un año. Si se excluyen efectos extraordinarios, las ganancias ajustadas aumentan hasta los 1,86 dólares por acción, desde 1,69 del año pasado. Sus ingresos han aumentado un 3,6%, hasta los 5.700 millones. La firma está pendiente de la aprobación de los reguladores de su operación con Comcast.

También Kellogg (+2%) se apunta a las ganancias, a pesar de haber anunciado que su beneficio ha caído un 45% por el aumento de gastos extraordinarios. Sus ventas han caído un 2,1% en el último trimestre, mientras que su beneficio ha sido de 224 millones. Los ingresos han caído hasta los 3.640 millones, desde los 3.720 previos. Aun así, la firma ha confirmado sus objetivos para todo el año.

Tras el cierre de mercado, Starbucks presentará sus cuentas trimestrales.