Nacional

Teresa Romero dada de alta: “Algo falló, no sé qué, pero no guardo rencor”

La auxiliar de enfermería Teresa Romero ha sido dada de alta del Hospital Carlos III, recuperada de la enfermedad de ébola, la primera enferma de este virus en Europa. Ha llegado a la sala de prensa entre aplausos acompañada de su marido, Javier Limón y de todo el cuadro médico que le ha atendido durante estas semanas. Romero ha roto a llorar y ha comenzado su intervención explicando que aun se siente muy débil y que leería lo que quería comunicar.

Ha dicho emocionada “si con mi sangre se puede curar, aquí estoy para quedarme seca” y ha criticado la gestión que se ha llevado a cabo por parte de la Consejería de Sanidad de Madrid, así como del Ministerio de Sanidad. Ha señalado que no sabe lo que falló para que se contagiara con el virus del ébola, que ni siquiera sabe si realmente hubo fallos pero que, no obstante, no guarda “rencor”.

Ha pedido a los medios que dejen trabajar a sus abogados, que a partir de ahora van a ser los que den a la prensa todos los detalles de cómo se van a ir haciendo cada paso de las medidas que van a tomar. Imaginamos que medidas contra la gestión y contra el consejero de Sanidad, Javier Rodriguez.

Javier Limón ha tomado la palabra para dar las gracias a todos los asistentes y ha dicho que le gustaría hablar de su perro Excalubur, “un animal al que no se le dio una oportunidad, nos hemos perdido el poder ver cómo evoluciona el virus”. Ha dicho que “Tere” no ha podido hablar de ello porque aun se emociona.