Edición Limitada

"Todo hijo de padre friki tiene que conocer Star Wars, Episodio IV"

José López Jara, es el editor del libro “¡Yo soy tu padre! Como llevar a tus hijos al lado oscuro” (Editorial Timun Mas Narrativa) con el que hemos hablado de los padres frikis que hacen de “tal palo tal astilla” a sus hijos.

Pregunta: Antes de nada, vamos a situarnos en términos correctos. La Real Academia Española presenta 3 acepciones de friki:

1. Extravagante, raro o excéntrico.
2. Persona pintoresca y extravagante.
3. Persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición.

¿Eliges una o te definen todas?

Respuesta: Me quedo con un 30% de la 2 y un 7’0% de la 3.

P: El libro se presenta como un manual para llevar a tus hijos a tu terreno, ¿Qué pasos hay que seguir para llevar a tus hijos al lado oscuro?

R: Bueno, los pasos están explicados todos en el libro, pero yo diría que, para empezar, hay que convencer a tus hijos de que lo que a ti te parece genial, a ellos también les puede parecer genial. No tendrás un hijo friki desde la imposición. Hay que convencerlo y seducirlo para que ‘caiga en el lado oscuro’. Suena siniestro, pero no es tanto, palabra.

P: ¿A qué edad podemos empezar a frikearlos?

R: Yo creo que hay que empezar tempranito, pero con suavidad. Es decir que a partir de los cuatro o cinco años ya le puedes ir dando pequeñas dosis de friquez (esos maravillosos lego de Star War, por ejemplo).

P: ¿ Y cuáles son los mandamientos para el padre nerd?

R: Primero una aclaración: yo pienso que todo nerd encierra a un friki, pero no todos los frikis son nerds (en el sentido de que el prototipo de nerd sería Sheldon Cooper de la serie Big Bang Theory). Por lo tanto, a las características que se dan en el libro del padre friki, deberíamos añadir otras especificaciones. Porque los mandamientos del padre nerd deben incluir el tema de sus intereses científicos. Si es un matemático, el primer mandamiento sería que sus hijos hagan derivadas lo más pronto posible. Si es un físico, la cosa irá más bien por inculcarles la teoría de la relatividad desde bien temprano. Y a partir de ahí, uno ya se puede imaginar. La verdad es que el nerd es un paso más que el friki, al menos para mí.

P: La competencia a la que nos enfrentamos es brutal… Bob Esponja y Pocoyó son rivales fuertes ¿Cómo luchar contra ellos?

R: No pienso que haya que luchar contra ellos (eso es como poner a tu hijo ante la disyuntiva de a quién quieres más, a tu mamá o a tu papá). Porque si tu hijo es un fan de uno de estos dos personajes, ya tienes algo ganado: tiene capacidad de entusiasmo por personajes de ficción. Es cuestión de, hábilmente, hacer que se deslice de Bob Esponja a Darth Vader, de Pocoyó a Spiderman (son sólo ejemplos, hay muchos más personajes y caminos hacia el friki).

P: La familia que frikea unida permanece unidas ¿cómo es un domingo ideal?

R: Yo pienso que un buen domingo de familia friki comienza ya con un desayuno viendo en la tele un dvd de Clone Wars (la serie de dibujos animados de Star Wars). Luego una visita a un parque de atracciones, poniendo especial énfasis en las atracciones tipo ‘casa de los horrores’, más que en las montañas rusas. La comida puede ser de dos tipos: si el padre friki tiene su vena ‘manga’ (comic japonés) seguro que querrá que sus hijos aprendan a comer sushi con palillos. Si es más fan de Marvel o DC Comics, entonces se impone un MacDonald o un Burger King. Luego al cine, a ver una buena y emblemática friki-película (siempre hay algún estreno en cartelera). O si se quiere ahorrar un poco se puede montar una sesión de dvds en casa o una partida con algún juego de tablero que acerque a tus hijos a los mundos de la fantasía o el terror. Por último, una cena ligera y a dormir.

P: Tres películas que todo hijo de padre friki debe conocer

R: Star Wars, Episodio IV
Los Goonies
En busca del arca perdida

Esta selección está pensada para la primera fase del hijo en vías de ser friki. Cuando tenga unos cuantos años más llegarán Alien El Octavo Pasajero o la Trilogía del Señor de los Anillos (droga dura esta última).

P: ¿Y tres cómics?
Cualquier mix de Superhéroes sirve (Batman, Spiderman, Superman, Los Vengadores….) Y también algo de manga, desde Bola de Dragón a Naruto.

P: ¿Cuál es el atuendo de todo niño freak?

R: Más que un atuendo, yo diría que la cuestión está en los detalles: una camiseta de Star Wars, una gorra como la del mecánico de Alien el octavo pasajero… Los disfraces completos (lo que se llama ahora cosplay) queda para las ocasiones señaladas.

P: ¿Alguna recomendación más? Toda educación es poca…

Yo creo que con toda la información que suministra Jorge Vesterra en su libro hay más que suficiente. Lo único que me queda decirle al padre friki es… ¡que la Fuerza te acompañe!