Política

Unespa pide al Gobierno fomentar fiscalmente los productos de ahorro estable

La patronal del seguro Unespa ha solicitado al Gobierno fomentar fiscalmente los productos que generen un ahorro estable, tales como las rentas vitalicias o los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS), con el fin de reducir la dependencia del ahorro externo.

Esta es una de las propuestas que Unespa ha presentado al Ejecutivo de cara a la reforma fiscal, que se aprobará en unas semanas. La presidenta de la patronal, Pilar González de Frutos, ha explicado en rueda de prensa que las previsiones para los próximos años apuntan a que las pensiones, especialmente las públicas, no experimentarán un gran avance debido a la tendencia demográfica.

Por ello, entiende que es necesario fomentar el ahorro, ya que España tiene una tasa histórica de esfuerzo de ahorro-previsión sobre renta del 2,13%, “muy por debajo de la mayoría de los países europeos”.

“Es necesario un cambio en el patrón del ahorro”, ha indicado De Frutos, quien ha apuntado que mientras que en Europa el porcentaje de ahorro en planes de pensiones y seguros de vida es del 36%, en España es del 14%.

Unespa entiende que hay que establecer excepciones a la neutralidad fiscal que se viene defendiendo desde la anterior reforma del IPRF y éstas estarían centradas en los productos vinculados a la jubilación y a las prestaciones en forma de renta vitalicia.

En este sentido, la presidenta de Unespa ha hecho hincapié en que todos los países de la Unión Europea conceden incentivos fiscales a estos dos tipos de productos.

Así, la patronal propone un tratamiento fiscal de las prestaciones de sistemas de previsión social en el que los rendimientos tributen como rentas de ahorro, al tipo fijo del 19% o 21%. De este modo, tributaría como rendimiento del trabajo “únicamente la parte que se corresponde con la devolución de las aportaciones”.

También defiende una reducción del 40% de la parte de la prestación que se corresponde con la devolución de las aportaciones, “siempre que toda la prestación o una parte significativa de la misma se cobre en forma de renta vitalicia”.

Unespa busca incentivos especiales para las pymes, entre los que estaría la posibilidad de que las pequeñas y medianas empresas pudieran hacer aportaciones por cuenta de sus empleados a planes de pensiones individuales o planes de previsión asegurados (PPA) “sin necesidad de promover un plan de pensiones de empleo o formalizar un plan de previsión social empresarial”.