Economía

Viernes negro

Complicado parece hacer un resumen de lo acontecido hoy en las bolsas, que han sufrido una auténtica tormenta a raíz del Brexit. El primer golpe llegaba tras la sorpresa del “sí”, ya que en los últimos días el optimismo parecía generalizado y las encuestas daban la victoria a los partidarios del Bremain. El segundo varapalo ha sido comprobar la dureza con la que el resultado del referéndum ha golpeado a las bolsas; las primeras reacciones a la noticia se han hecho notar en las bolsas asiáticas y en el mercado de divisas, en el que la libra esterlina ha llegado a ir cayendo un 10% en algunos momentos.

En la apertura del mercado europeo, los inversores no han tenido piedad con el sector bancario y con las empresas con mayor presencia en Reino Unido.

Además del evidente perjuicio económico que tendrá la salida de Reino Unido, no hay que olvidar el componente político de esta consulta.

 El primer ministro David Cameron ha sido la primera víctima; esta misma mañana ha anunciado su dimisión al entender que no debe ser él quien lidere las negociaciones que deberá mantener el país con la U.E. durante los próximos años.

En el caso del Ibex 35 se ha materializado en un desplome del -12,35%, que deja al selectivo en 7.787,70 puntos. Se recordará así el día 23 de junio de 2016 por ser la mayor caída histórica de la bolsa española.

El rojo ha teñido el parqué madrileño, y FCC  se convierte en el mejor parado de la sesión, con una caída de “solo” el -0,45%. Le sigue Viscofan con un -2,04%, mientras que miedo da mirar las cifras de retroceso de valores como IAG (-26,86%), Bankia (-20,78%), Santander (-19,89%), Sabadell (-19,29%) o Caixabank (-18,13%).

No sorprende ver entre los más castigados a algunas de las compañías con importante presencia en Reino Unido, como Santander o Sabadell, aparte del impacto que la noticia tiene sobre las aerolíneas y el sector turístico.

Santander (con su filial británica que le genera cerca del 30% del beneficio), Sabadell, Iberdrola…, se preguntan ahora sobre las implicaciones que esta nueva situación tendrá sobre sus cuentas.

Por terminar de complicar la situación, el Ibex 35 finalizaba la sesión cerca de sus mínimos del día, y además no podrá tomarse un respiro como el resto de Europa, ya que el domingo continuarán los nervios con la celebración de las elecciones en España.7.787,70 PTS

Obviamente, la renta variable no ha sido el único activo volátil de la jornada: la libra se ha depreciado, los inversores se han refugiado en activos como el oro y el yen, y la prima de riesgo española se ha disparado.

Si la pregunta es si esta situación se prolongará, la respuesta es que “no hay respuesta”. Resulta complicado hacer predicciones sobre una situación tan novedosa y que puede conllevar tantas derivadas. Para empezar, habría que saber cuál será el modelo de salida y de nuevas relaciones futuras entre Europa y Reino Unido. Entre las alternativas, podrían estar los modelos que tiene firmados países como Noruega (más integrado) o Suiza, o incluso optar por una mayor independencia regida por los tratados de la Organización Mundial del Comercio. El impacto, claro está, no sería el mismo en este último caso que en el de adoptar una solución a “la noruega”, mucho más suave.
Los inversores han de aprender, eso sí, a convivir a partir de ahora con un prolongado periodo de dudas, preguntas, aprendizaje, redifinición…Durante un largo tiempo, no, los mercados no volverán a ser los mismos.

Victoria Torre, Selfbank