A Telefónica le sigue sobrando mucha gente de su plantilla en España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Telefónica valora el lanzamiento de un nuevo plan de salidas voluntarias para sus trabajadores en España ante las duras condiciones del mercado español y su viraje hacia el ‘low cost’.

El plan de salidas podría abarcar a unas 3.000 personas, según adelanta el diario ‘El Confidencial’.

La empresa no ha hecho comentarios, mientras que desde los principales sindicatos (UGT Y CCOO) se traslada que no hay ninguna mesa de negociación ni han sido convocados a negociar ningún proceso similar por el momento. «Oficialmente no hay nada», resumía en un comunicado difundido esta mañana UGT.

En su anterior Plan de Suspensión Individual (PSI), Telefónica ofrecía a los trabajadores casi un 70% del salario, el 100% de su pago a la cotización social y el mantenimiento del seguro médico.

Telefónica y los sindicatos pactaron durante el verano la renovación del convenio que incluía el piloto de jornada de cuatro días y la recuperación del teletrabajo, pero no se ha abordado este asunto.

Telefónica presentó unos resultados mejores de lo esperado en el tercer trimestre, pero ensombrecidos por un menor beneficio bruto de explotación (Ebitda) en España, que provocó una caída en bolsa de la que se ha recuperado en sesiones posteriores, ya que ha subido un 7% en la última semana y durante la sesión de este jueves sus acciones se mantienen en ‘verde’.

UGT PROPONE UN PACTO SOCIAL

Una vez ha trascendido la noticia, UGT ha llamado a pronunciarse públicamente a la empresa, cuyo gabinete de dirección se reunirá de forma «inminente», según esta fuente.

El sindicato ha reclamado la necesidad de un pacto social por el empleo que concilie intereses entre la plantilla y el futuro de la empresa en el que se garanticen los derechos de los empleados.

«El futuro de la compañía no puede pasar por una permanente reducción de costes a través de la disminución del volumen de la plantilla, sino por la decidida apuesta por la competitividad y el incremento sostenido de los ingresos», sostienen desde UGT.

Entre los puntos que este pacto social debería especificar se encuentra el reparto entre empleo y territorio, la apuesta por la diversidad, así como un plan de carrera interno y la potenciación de la formación interna dentro de la empresa.

El proyecto a medio largo plazo abordaría puntos como la distribución geográfica de los empleos, la necesidad de hacer avanzar la plantilla hacia la paridad de género o la relevancia de un plan de formación que especialice a los trabajadores en determinados ámbitos tecnológicos.

RIVALES ESPAÑA

Los principales rivales en de Telefónica en España, Orange y Vodafone, han protagonizado sendos expedientes de regulación de empleo para 400 y 442 salidas, respectivamente, lo que llevó a UGT a denunciar que la tendencia al ‘low cost’ del sector se estaba traduciendo en pérdidas de empleo.

Ambas compañías han terminado primando la voluntariedad tras negociar el expediente con los sindicatos.