Acciona, ACS y FCC entran en la puja por la ampliación del metro de Sídney de 6.700 millones de euros

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Tres consorcios integrados por Acciona, ACS y FCC, entre otras empresas, han entrado en un concurso para hacerse con las obras de ampliación del metro de Sídney, un proyecto cuyo presupuesto total asciende a 11.400 millones de dólares australianos (6.700 millones de euros).

Este macrocontrato se ha dividido en distintos lotes y los administradores de la infraestructura ya han publicado los tres principales consorcios que optarán por uno de estos lotes, el vinculado a la construcción de estaciones, suministro de trenes y el mantenimiento de la red.

Uno de los consorcios está formado por Acciona y ACS, esta última a través de sus filiales CPB y UGL. Otra alianza entre las dos compañías españolas ya se adjudicó recientemente la construcción de una pista de aterrizaje en esta misma ciudad.

Por otra parte, FCC se ha aliado con Hitachi, John Laing y Keolis para conformar otro consorcio posible para el contrato, lo que supondría la entrada de la constructora española en Australia, uno de los principales mercados para las compañías españolas.

En el tercer consorcio se encuentra Siemens, junto con Plenary y Webuild, por lo que sería la única de las tres alianzas en las que no hay presencia española, sino fundamentalmente alemana e italiana.

El ganador se encargará de la construcción de seis nuevas estaciones de metro, de proporcionar la infraestructura y los sistemas ferroviarios necesarios, del suministro de trenes, de la puesta en servicio y de las propias operaciones que conectarán la ciudad con el nuevo aeropuerto de Western Sydney.

El proyecto de ampliación del metro generará 14.000 puestos de trabajos de construcción. Se espera que el contrato se adjudique a finales de 2022.