Adidas dispara su beneficio hasta marzo y mejora sus previsiones para 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El fabricante de ropa y material deportivo Adidas obtuvo un beneficio neto atribuido de 558 millones de euros en los primeros tres meses de 2021, frente a las ganancias de 31 millones contabilizadas en el mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía, que ha revisado al alza sus expectativas para el conjunto del ejercicio.

Las ventas de Adidas entre enero y marzo sumaron un total de 5.268 millones de euros, un 20,2% más que un año antes, incluyendo un crecimiento del 3,8% en Europa, Oriente Próximo y África (EMEA), mientras que en Norteamérica bajaron un 0,8%, hasta 1.157 millones.

De su lado, las ventas en China alcanzaron los 1.402 millones de euros, con un crecimiento anual del 151%, mientras que en Asia Pacífico sumaron 603 millones, un 0,1% más, y en Latinoamérica cayeron un 2,1%, hasta 297 millones.

Por otro lado, la compañía de las tres bandas destacó que sus ventas digitales durante el primer trimestre de 2021 aumentaron un 43%, frente al incremento del 35% de los tres meses anteriores y duplicándose en el curso de los dos últimos años.

A pesar del impacto adverso de los cierres prolongados en Europa, los desafíos para la cadena de suministro en toda la industria y la situación geopolítica, Adidas ha mejorado su perspectiva para el conjunto de 2021.

Además, la multinacional confía en que la celebración de eventos deportivos como la Eurocopa y la Copa América proporcionará un escenario único para la exposición de productos y marcas ante una audiencia global.

De este modo, descontando el efecto del tipo de cambio, la compañía ahora espera que sus ventas aumenten a una tasa de entre el 17% y el 19% en 2021, incluyendo una aceleración de alrededor del 50% en el segundo trimestre.

Asimismo, Adidas confía en alcanzar un beneficio neto por operaciones corrientes de entre 1.250 y 1.450 millones, frente a las ganancias de 461 millones en 2020, con un impacto adverso esperado de unos 200 millones en relación con la venta de Reebok.

“Aunque las incertidumbres externas siguen siendo elevadas, 2021 será un año exitoso para Adidas”, declaró Kasper Rorsted, consejero delegado de la alemana.