Alfaland indica qué información importante se debe saber sobre la maquinaria esencial para almacenaje

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print
/COMUNICAE/

Adquirir máquinas para almacén puede ser complicado. Conocer lo imprescindible para una empresa y todo lo que se debe conocer

Conseguir que un almacén sea lo más efectivo y ergonómico a veces puede resultar una tarea complicada. La diversidad de máquinas y diferentes herramientas puede provocar que al principio no se sepa como realizar adecuadamente la compra de maquinaria necesaria y demás elementos físicos para el correcto funcionamiento de un almacén. Por eso la maquinaria para almacenes es un mundo desconocido. Aquí van diferentes consejos como guía:

Uno de los productos esenciales y que más trabajo facilitará son las carretillas elevadoras. Estas máquinas son esenciales para el buen funcionamiento de una empresa. Es importante conocerlas de cerca, ya que es una inversión de dinero importante pero que supone a largo plazo un ahorro en una empresa, que viene traducido por un alto beneficio.

Hay veces que también se puede optar por adquirir carretillas elevadoras reacondicionadas, que permitirán ahorrar dinero a la vez que mejorar y agilizar la actividad empresarial. Otra muy buena opción es alquilar carretillas si lo que se necesita es un servicio debido a una cantidad de trabajo causado por picos estacionales u otros motivos no previstos.

Antes de adquirir una carretilla elevadora lo primero que hay que preguntarse es qué tipo de necesidades hay que cubrir para identificar aquellos elementos que se necesitan en un equipamiento. Así pues, hay que tener en cuenta diversos factores, como el número de conductores que se tiene, si se manejan muchas horas de trabajo que exprimirán al máximo una carretilla, el tipo de productos que se tiene en un almacén, incluso si lo que se busca son máquinas de gran tonelaje. También se debe conocer su mantenimiento y el seguro, así como posibles reparaciones que se necesitarán en un futuro. De esta manera, será posible hacer una balanza de la cuantía de inversión para rentabilizar al máximo una carretilla y las máquinas para almacén.

Una vez planteado este problema, existe una muy amplia gama de carretillas eléctricas:

1. Carretillas elevadoras contrapesadas eléctricas y térmicas

1.1 Carretilla térmica. El funcionamiento de una carretilla térmica es muy sencillo y se utiliza sobre todo en espacios abiertos o en almacenes con gran amplitud debido a su tamaño y fuerza de trabajo. Pueden ir propulsados o bien con combustible Diesel o con gas licuado de petróleo. Tiene capacidad de carga de 1,5 tonelada hasta las 16,0según el modelo.

1.2 Carretilla eléctrica. Este tipo de carretilla puede ser utilizado tanto al aire libre como interior. Hay diferentes modelos y con características específicas. Por ejemplo, hay carretillas elevadoras de 6 a 8 toneladas. También existen carretillas elevadoras que soportan mayor tonelaje dependiendo de su voltaje.

También se pueden encontrar carretillas elevadoras que soportan de 10 a 18 toneladas. Obviamente estas carretillas elevadoras eléctricas están diseñadas para manejar cargas extremadamente pesadas.

2. Contrapesadas Eléctricas de 3 ruedas
Es una variante del modelo anterior, pero tiene una diferencia básica: sólo tiene una rueda de tracción, ubicada en la parte central de la zona trasera. Esto permite maniobrar al máximo en cualquier espacio, por muy reducido que sea. Su sistema de control inteligente, sin duda le posiciona como la mejor opción para espacios reducidos.

Estas pueden tener varias aplicaciones típicas:

  • Industria pesquera
  • Industria alimentaria
  • Industria química, textil y del caucho
  • Almacenamiento general y refrigerado

3. Carretilla elevadora de carga lateral
Estos modelos son para trabajar con cargas muy particulares como tuberías o cargas anchas o largas.

4. Carretillas retráctil
Este tipo de carretilla es el más adecuado para el transporte de cargas en vertical. Estas son utilizadas para el apilamiento o para almacenamiento de pallets por su gran alcance en altura y sobre todo por la estabilidad que proporciona, ya que, pese a que llegan a alturas de elevación muy altas, de hasta 12 metros, pueden llegar a soportar cargas de 2500kg. Una máquina muy versátil, y común en la mayoría de los almacenes, consecuencia de la gran utilidad que aporta en el sector logístico.

5. Transpaletas: conócelas de cerca. Pueden ser eléctricas o bien manuales
– Transpaleta manual. Esta diseñada para empresas del sector minorista. Permitirán pasar de zona a zona para mover pallets y otros productos y elementos de un almacén con pesos hasta 2500 kg en transporte horizontal. Puedes encontrar diferentes modelos en el mercado que permitirán una mejoría de los movimientos más rutinarios, ahorrando tiempo por cada operario que emplee la máquina.

– Transpaleta eléctrica: son perfectas para aplicaciones eficientes de carga y descarga. Estos transpaletas permiten ejecutar más acciones y con mayor rapidez, haciendo que los operarios trabajen cómodamente y sin el esfuerzo adicional que tienen que emplear con las transpaletas manuales.

Alquilar: una opción
Todas estas maquinarias de almacén pueden ser compradas o bien alquiladas dependiendo de la inversión económica que se quiera realizar. Alquilar es una opción muy viable y cada vez más presente para las empresas. Sus ventajas son varias: desgravación fiscal, transformar los gastos variables en fijos, mejorar los índices de disponibilidad y permitir la adecuación del parque de equipos de manutención que usan en el desarrollo de su actividad a las necesidades de la empresa.

Hay empresas de manutención que ofrecen una gran gama de máquinas para almacén. Para ello deberás confiar en una empresa con experiencia, como Alfaland, que, con más de 35 años de experiencia en el sector en el alquiler de máquinas de almacenaje, con más de 5000 máquinas en su flota de alquiler, siendo de esta manera una de las mejores empresas de alquiler de carretillas de toda la península.

Equipos reacondicionados
Si lo que se busca es ahorrar una muy buena opción es comprar equipos de almacén reacondicionados. Todos los equipos reacondicionados son siempre revisados por un equipo de profesionales para garantizar el mejor resultado posible para el cliente, garantizándole un resultado prácticamente como si adquiriera el equipo por primera vez, nuevo. Además, la diferencia más notable es que el precio de compra es significativamente más bajo que uno nuevo, haciendo que en el caso de las carretillas elevadoras reacondicionadas el gasto sea mucho menor y no notarás la diferencia. Por eso, es muy buena recomendación si no se dispone de mucho fondo para poder realizar este tipo de inversiones, adquirir carretillas elevadoras reacondicionadas.

Fuente Comunicae