Alonso culmina el plan y regresa al podio siete años después

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) ha conquistado este domingo la victoria en el Gran Premio de Catar, vigésima y antepenúltima prueba del Mundial de Fórmula 1, una cita en la que el español Fernando Alonso (Alpine) ha conseguido subirse al podio después de resistir en una fantástica carrera y en la que Carlos Sainz (Ferrari) ha terminado séptimo.

Siete años después de pisar por última vez el cajón, en el Gran Premio de Hungría 2014, el asturiano regresó a la ceremonia del podio tras una prueba en la que hizo valer su estrategia de parada única y en la que volvió a regalar adelantamientos en la salida.

Todo para colarse en la fiesta de los de siempre, un Hamilton que suma ya 102 victorias y un Max Verstappen (Red Bull) obligado a remontar por su sanción por ignorar las banderas amarillas en la calificación. Con ello, el heptacampeón del mundo se queda, a falta de dos carreras, a solo ocho puntos del holandés, líder del Mundial.

La incertidumbre por lo ocurrido en la clasificación, donde varios monoplazas hicieron caso omiso de las banderas amarillas después de que a Pierre Gasly (AlphaTauri) se le detuviese el coche en medio de la pista, se resolvió apenas hora y media antes de que se apagasen los semáforos.

Tras acudir a declarar, Verstappen fue sancionado con cinco posiciones en la parrilla de salida y el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) con tres, mientras que Sainz, también llamado a comparecer, se libró de las penalizaciones. Con todo ello, Alonso ascendía al tercer lugar de la parrilla y Hamilton tenía vía libre para intentar escaparse.

Nada más iniciarse la prueba, el asturiano superó a Gasly para ponerse segundo, y ‘Mad Max’ pisaba a fondo para auparse hasta el cuarto puesto en solo una vuelta. Por contra, Bottas caía hasta la undécima plaza tras acusar problemas en su monoplaza; no sería el único contratiempo de Bottas, que en la vuelta 36 sufrió un pinchazo en el neumático delantero derecho que le obligó a pasar por garajes.

Solo cuatro giros tardó Verstappen en deshacerse también de un coche ‘amigo’ como el de Gasly, que no se resistió cuando el holandés le superó en zona de DRS, y una vuelta después Alonso era su nueva víctima. Hamilton quedaba a poco menos de cuatro segundos. Aun así, el vigente campeón del mundo contaba con ritmo suficiente y poco a poco fue abriendo más hueco con su rival por el título.

Alonso, por su parte, entró en boxes en la vuelta 24 para montar el compuesto duro y reincorporarse a pista por delante del australiano Daniel Ricciardo (McLaren) y el mexicano Sergio Pérez (Red Bull), que posteriormente consiguió superarle.

Con la parada de ‘Checo’, el bicampeón del mundo regresó a las posiciones de podio, con la incógnita de si volvería a pasar por garajes. «Decidle a Esteban -Ocon- que contenga a Pérez», pidió a su equipo por radio a falta de solo diez vueltas.

El pinchazo de Latifi, con una vida de los neumáticos de 31 vueltas, hizo saltar las alarmas en Alpine. El coche de seguridad virtual le permitió enfriar las gomas y ganar tiempo para cruzar la meta en tercera posición. Mientras, Carlos Sainz (Ferrari) finalizaba séptimo.

«He vuelto para intentar ser campeón una vez más»

El piloto español Fernando Alonso, que ha vuelto al podio siete años después al ser tercero este domingo en el Gran Premio de Catar, ha asegurado que ha regresado a la Fórmula 1 para intentar «luchar por ser campeón una vez más», y que este 2021 forma «parte del plan» para lograrlo, recordando que el 2022 les ofrece «un ‘reset’ en cuanto a competitividad».

«He vuelto para intentar luchar por ser campeón una vez más. El 2022 nos ofrece un ‘reset’ en cuanto a competitividad. Si no somos rápidos el año que viene es por nuestra culpa, porque no habremos hecho las cosas bien, no como este año, que es una continuación del anterior. Tenemos la oportunidad, a ver si nos salen las cosas bien. Este año formaba parte del plan», declaró a DAZN tras la carrera.

Sobre el podio, el asturiano reconoció que llevaba «tiempo» esperándolo. «Es el podio número 98, pero del 97 al 98 hubo una pausa muy grande. Estoy muy agradecido a todo el mundo que esperó y que confió que podía volver a estar en el podio. Estoy contento de que haya sido hoy, con un buen fin de semana, con competitividad, no ha habido ningún caos…», afirmó.

«Compartimos podio con Hamilton y Verstappen, no, con todos los respetos, con otros pilotos. Estoy muy contento y agradecido a todo el mundo que estuvo esperando años y confió», apuntó. «Ojalá llegar a 100 podios algún día. Esperemos que para el 99 no haya que esperar tanto como para el 98», añadió.

Sobre el tramo final de la carrera, donde aguantó la amenaza del mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez, Alonso explicó que sentía «bien» sus neumáticos, pero que el equipo le decía «que los cuidase porque había habido algunos pinchazos». «En el último sector iba guardando tiempo porque me decían que aflojase por miedo a que explotara el neumático. Pensaba que no me decían nada de Pérez y creía que era porque me iba a adelantar, estaba un poco mosca. Pensaba que no querían decirme que tirase por si explotaba el neumático, porque al final un cuarto puesto es bueno como equipo. Estaba empezando a dudar, pero al final conseguimos rematar la faena», concluyó.