Álvarez-Pallete justifica las «salidas en buenas condiciones» para empleados que no quieren reciclarse

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha defendido en el encuentro anual de antiguos alumnos de IESE que es necesario tener programas de reciclado profesional (reskilling), así como planes de salida en buenas condiciones para los trabajadores que no quieren hacerlo.

«El ‘reskilling’ es muy importante y no hay límite de edad, pero tenemos que aceptar que hay ciertas personas que no quieren reciclarse. Los programas de reskilling son para todas las edades, pero al mismo tiempo tenemos que tener programas flexibles para que cualquiera que quiera irse pueda irse en buenas condiciones», ha asegurado.

Las palabras del máximo directivo del grupo llegan después de que haya trascendido que la dirección de Telefónica se está planteando poner en marcha un programa de salidas voluntarias en su filial española y que este viernes haya accedido a sentarse con los sindicatos para negociar un pacto social para el futuro del empleo en la empresa ,que abordaría por ejemplo la formación.

Según fuentes del sector, dicho plan de bajas, que la compañía quiere tener ultimado antes de fin de año, afectaría a entre 2.500 y 3.000 empleados, con la posibilidad de ampliarlo hasta 4.000.

El directivo ha instado a la Unión Europea (UE) a definir su visión industrial, de competencia e innovación en el encuentro anual de antiguos alumnos de IESE celebrado este viernes, donde ha señalado en una conversación con el profesor de IESE, Philip Moscos, que Europa y los operadores ya no son líderes en el ámbito digital y que los que deben ser tratados como líderes y regulados por lo tanto son otras empresas, en alusión a los gigantes tecnológicos.

El presidente de Telefónica ha ilustrado este desnivel asegurando que cuando «una aplicación muy usada de mensajería» cae, el call center que se colapsa por los usuarios es el de Telefónica y no el de la empresa, que no tiene esa vía de atención.

Además, ha lamentado la falta de consolidación del mercado de operadores a nivel europeo en comparación con Estados Unidos y Asia.

El directivo ha comparado tras una pregunta del público a Europa con Benjamin Button –el protagonista de una película que nace viejo y va rejuveneciendo–.

«Puede que hayamos nacido viejos en un mundo nuevo, pero nuestro metabolismo funciona al revés y se vuelve más joven cada día», ha señalado tras asegurar que «no es tarde» para que Europa alcance el nivel tecnológico de Asia y Estados Unidos.

Álvarez-Pallete ha vuelto a defender que las personas deben recibir contraprestación por sus datos y ha subrayado que no se puede asumir la innovación partiendo de la base de que los datos van a ser siempre gratis, porque no lo serán.

Asimismo, ha asegurado que hay que gestionar la transición digital con cuidado para garantizar que no se produzcan grandes diferencias sociales.

«Esto es la revolución más profunda de la humanidad. En cada momento que ha habido esta acumulación de tecnología en el tiempo, como el Renacimiento o la revolución industrial, ha cambiado todo», ha señalado.