Ariadna de Érimos Digital enumera los errores que pueden arruinar una imagen de marca en Instagram

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Se debe optar por una estrategia digital que permita llegar de manera eficaz al público objetivo a través de un mensaje fiel a sus valores, para que una marca prospere en Instagram. No será posible conseguir las metas propuestas sin unas bases sólidas que identifiquen a la marca, algo para lo que también será crucial evitar varios errores que pueden arruinar todo el trabajo hecho previamente.

Para evitar aquellos errores que pueden arruinar la imagen de marca en Instagram, una de las mejores alternativas es contar con expertos como Ariadna de Érimos Digital, una agencia de marketing y comunicación especializada en la red social Instagram.

Evitar errores mediante una buena estrategia

Las redes sociales, en general, e Instagram, en particular, son un canal ideal para generar relaciones bidireccionales entre las marcas y sus consumidores. Es necesario gestionar estas con mucho cuidado, puesto que todos los contenidos son públicos y los errores pueden ocasionar a la empresa una crisis de credibilidad.

La clave para evitar estos pequeños errores se encuentra frecuentemente en el diseño de un plan o estrategia. No contar con una hoja de ruta bien definida puede provocar una incoherencia en la comunicación, es el error original que provocará a posteriori otros desaciertos. Ariadna de Érimos enumera algunos temas a tener en cuenta para no caer en incongruencias comunicacionales.

En un plano más estratégico, está el hecho de no crear un plan de marketing y comunicación. Es necesario trazar al buyer persona, saber cuáles serán los pilares de los contenidos y cuál es el papel que se le asignará a Instagram dentro del ecosistema comunicacional. Es decir, cómo se trasladará el branding de la marca en esta red social y qué función diferencial tendrá.

En una esfera más práctica, se pueden mencionar varios aspectos: la calidad visual del contenido compartido es crucial, además de la originalidad del mismo. Lo que transmiten las creatividades tiene que estar alineado con la esencia de la marca. Tampoco se recomiendan las prácticas prohibidas como la compra de seguidores, spam por mensaje privado, follow-unfollow, entre otras, porque Instagram las penaliza severamente. 

Otros grandes errores serían no analizar los resultados de los contenidos en Instagram, no saber qué hace la competencia y no contar con una frecuencia de publicación definida. Cuando los usuarios no ven a una empresa durante un par de días, empiezan a olvidarse de su existencia, algo que el algoritmo de Instagram acentúa aún más por su forma de funcionar. Por ello, antes de publicar cualquier contenido, resulta imprescindible trazar una estrategia de Instagram orientada a cumplir los objetivos de la marca.

La clave es la interacción con los clientes en Instagram

La interacción en Instagram es clave y no dedicarse a ello es otro de los errores que pueden arruinar la imagen de marca en esta red social. Al responder comentarios, solucionar dudas y agradecer elogios, la cuenta de una marca logra ser mejor valorada por los algoritmos que disponen los contenidos para sus clientes. Las marcas también deben encontrar el tono apropiado: ser demasiado formales es un error, lo que no quiere decir que haya que ser descuidado o poco profesional.

La estrategia también debe incluir la publicación de información o contenido que sea útil para los seguidores sin ser exclusivamente publicitario.

Una empresa puede crecer hoy en día a través de las posibilidades que ofrecen las redes sociales, pero para ello es necesario contar con una estrategia que evite los errores que pueden arruinar una imagen de marca en Instagram, lo que se consigue con el asesoramiento de expertos como Ariadna de Érimos Digital.