Audi baja un 43% su beneficio en un 2020, pero ve este año con “optimismo cauteloso”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La firma automovilística Audi registró un beneficio operativo de 2.739 millones de euros en 2020, lo que supone una caída del 43% en comparación con los 4.509 millones que ganó en el ejercicio precedente, aunque la marca ve este año con “optimismo cauteloso”.

Según datos de la compañía alemana, la pandemia provocó una “significativa” caída de las ventas en el primer semestre del año pasado, mientras que el desarrollo de las matriculaciones de Audi en la segunda mitad del ejercicio fue “sólido”.

“Audi se ha enfrentado con determinación a los desafíos del año pasado y ha hecho todo lo necesario para salir más fuerte de la crisis”, ha reivindicado el consejero delegado de Audi, Markus Duesmann.

Así, la empresa vendió 1,69 millones de vehículos en todo el mundo, un 8% menos que los 1,84 millones que comercializó en 2019. De esta manera, sus ingresos se quedaron en los 49.973 millones de euros, un 10,2% menos que los 55.680 millones que facturó en 2019.

El margen operativo de Audi se situó en el 5,5%, muy por debajo del 8,1% que registró en el ejercicio precedente.

“Tras el colapso de la demanda de automóviles en todas las regiones del mundo, la estabilidad volvió a los mercados a finales de año, primero en China, luego en Europa y también en Estados Unidos. En el cuarto trimestre, finalmente, pudimos concluir el año con un número récord de entregas: fue el trimestre más exitoso en la historia de la compañía”, ha añadido Duesmann.

PREVISIONES

De cara a 2021, Audi espera una recuperación de la economía mundial, aunque sujeta a la evolución de la pandemia, por lo que ve este año con “optimismo cauteloso”, con el objetivo de continuar con el impulso del cuarto trimestre de 2020 y crecer “significativamente” en comparación con el año anterior, según ha indicado el director financiero de la marca, Arno Antlitz.

Por ello, espera un aumento de las ventas y de sus ingresos con respecto a 2020 y alcanzar un margen operativo de entre el 7% y el 9%, situándose cerca de sus objetivos de posicionarse con un margen de entre el 9% y el 11%.

Aun así, Audi ha indicado que todo dependerá de la evolución de la pandemia este año y del suministro de semiconductores, que está obligando a muchas compañías automovilísticas de todo el mundo a detener sus fábricas.