Audi presenta en España el RS Q e-tron, con el que Carlos Sainz y Lucas Cruz participarán en el Rally Dakar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Carlos Sainz y Lucas Cruz, que forman uno de los tres equipos con
los que Audi luchará por la victoria en el Rally Dakar, han desvelado los detalles del innovador
Audi RS Q e-tron, el prototipo electrificado, con el que la marca de los cuatro aros quiere volver
a hacer historia en el mundo de la competición automovilística.
La competición está en el ADN de Audi. Deportividad, tecnología avanzada y un diseño
emocionante son las bases del éxito de la marca de los cuatro aros, que lleva haciendo historia y cosechando éxitos desde 1980. Triunfos que han ido ligados al desarrollo de tecnologías revolucionarias que el fabricante ha puesto a disposición de sus clientes: la tracción quattro en el Mundial de Rallyes, la evolución de los motores de combustión interna en las 24 Horas de Le Mans y en el DTM, la tecnología de propulsión híbrida también en la mítica prueba de resistencia francesa, la propulsión eléctrica en la Fórmula E…

Ahora, Audi va un paso más allá al convertirse en el primer fabricante de automóviles que recurre a un prototipo con un sistema de propulsión electrificado para competir por la victoria en la clasificación general de una de las pruebas de rally-raid más exigentes del mundo: el Rally Dakar. Para esta nueva aventura, Audi ha desarrollado el RS Q e-tron, un prototipo tan
espectacular como innovador, equipado con un potente sistema de propulsión eléctrico
alimentado por una batería de alto voltaje, que se puede recargar durante la conducción. Según  José Miguel Aparicio, Director de Audi España, “se trata de un proyecto marcado por la innovación. El futuro de Audi y el futuro del automóvil, es eléctrico, y ya hemos sentado las
bases para ello. Primero con el Audi e-tron, posteriormente con el e-tron Sportback, y más
recientemente con el e-tron GT y con el Audi Q4 e-tron. En 2025, más del 30 por ciento de
nuestras ventas corresponderán a vehículos electrificados. Y también hemos demostrado que la electrificación no está reñida con la competición. Pero ahora vamos más allá: hemos
desarrollado una tecnología innovadora para competir en el desierto. Si el Dakar ya es un reto
para un coche normal, la dificultad aumenta con un vehículo de propulsión eléctrica. Pero
contamos con ingenieros talentosos, con el RS Q e-tron y con equipos ganadores, como el que
forman Carlos Sainz y Lucas Cruz”.

La alineación de Audi Sport para afrontar el “proyecto Dakar” está formada por tres equipos,
entre los que brillan con luz propia Carlos Sainz y su copiloto Lucas Cruz, ganadores del Rally
Dakar en tres ocasiones, y cuya experiencia está resultando clave en el desarrollo y puesta a
punto del RS Q e-tron. Junto a la escuadra española, completarán el ‘Dream Team’ de Audi los
equipos formados por Stéphane Peterhansel/Edouard Boulanger (Francia) y Mattias
Ekström/Emil Bergkvist (Suecia).

Carlos Sainz, bicampeón del Mundo de Rallyes (1990, 1992), ya ha celebrado tres victorias en el Rally Dakar con Lucas Cruz como copiloto, en los años 2010, 2018 y 2020. El piloto español, que con 59 años sigue teniendo hambre de triunfos, afronta con gran pasión el desafío: “Mi
aspiración y la de Lucas es intentar ganar el Dakar con este coche. Si hay una marca pionera en competición, es Audi.                                                                                                                                                      El Audi quattro cambió el Campeonato del Mundo de Rallyes para siempre, luego vino Le Mans y con el RS Q e-tron intentaremos algo parecido en el Dakar, que supone un reto definitivo para un prototipo con un tren motriz eléctrico. Hablamos de volver a hacer algo especial, diferente,algo que nadie ha conseguido. Estamos comprometidos y muy motivados, para nosotros es una gran responsabilidad”.

Para Lucas Cruz, también es un reto afrontar el Rally Dakar con un coche equipado con un sistema de propulsión electrificado: “La tecnología eléctrica es el futuro de la movilidad, y estoy
realmente entusiasmado con el hecho de poder competir en el Dakar con Audi por primera vez y con un coche como el RS Q e-tron. Impresiona cuando entras en un equipo con un historial tan impresionante y una gran empresa como es Audi para afrontar el Dakar con una tecnología
pionera. Queda mucho trabajo por hacer en cuanto a software, pero también hay un componente humano que es necesario. Me sorprende ver el nivel de compromiso de todos los departamentos involucrados, especialmente en el desarrollo del coche”.

El Audi RS Q e-tron: tecnología de la Fórmula E y del DTM

Desde que se inició oficialmente el proyecto Dakar ha pasado menos de un año. Esto quiere decir que el Audi RS Q e-tron se ha desarrollado en apenas doce meses. El prototipo, que debe su futurista aspecto a Juan Manuel Díaz, responsable del Departamento de Diseño de Motorsport de Audi, refleja a la perfección el eslogan de la marca: A la vanguardia de la Técnica . Para el sistema de propulsión eléctrico se utiliza en cada eje una unidad motor-generador (MGU) como las del Audi e-tron FE07 con el que la marca ha competido en la temporada 2021 de la Fórmula E, con mínimas adaptaciones para su utilización en el Dakar. La potencia máxima del sistema de propulsión eléctrico es de 500 kW (680 CV). Un motor TFSI procedente del DTM junto a una tercera unidad MGU forman un sistema convertidor de energía encargado de recargar la batería de alto voltaje durante la conducción. El motor TFSI funciona en un rango especialmente eficiente de entre 4.500 y 6.000 rpm, lo que permite un consumo específico muy por debajo de los 200 gramos por kWh. La batería, que también puede recargarse mediante el sistema de recuperación de energía durante la frenada, pesa alrededor de 370 kilogramos y tiene una capacidad de 52 kWh. El Audi RS Q e-tron solo necesita una marcha adelante. Al igual que en los vehículos eléctricos dela marca, no existe una conexión mecánica entre los ejes delantero y trasero.                                                                                                                                                                               El software, un desarrollo propio de Audi, se encarga de distribuir el par entre los ejes, haciendo la función de un diferencial central virtual configurable libremente, lo que tiene el efecto secundario positivo de permitir ahorrar el peso y el espacio que habrían requerido los ejes de transmisión y un diferencial mecánico.

Durante la presentación en sociedad del RS Q e-tron, que tuvo lugar en las instalaciones de Audi Center Madrid Norte, Carlos Sainz describía así sus impresiones tras las primeras pruebas a los mandos del RS Q e-tron: “Aquí no hay marchas, no tienes que soltar el embrague. Según aceleras, el coche sale disparado, sin retraso en la respuesta. Contamos con cuatro ruedas motrices, pero sin un diferencial mecánico entre los ejes. Se puede decir que es un diferencial permanente virtual; de ahí lo complejo que resulta trabajar con esta tecnología, es realmente apasionante la cantidad de parámetros con los que puedes jugar. Todo se gestiona a base de software, que hay que desarrollar y poner a punto, incluyendo el freno motor, que es muy efectivo. A la hora de pasar dunas, por ejemplo, es un coche muy competitivo, no tienes que preocuparte de la marchas en las que vas, ni quitar las manos del volante. Pero esta carrera no se gana ni se pierde en las dunas. Todavía no sabemos dónde estarán nuestros rivales, pero el RS Q e-tron se va a defender bien en todos los terrenos”.