Ayuda Universitaria ofrece un software de antiplagio gratuito

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Ayuda Universitaria ha puesto a disposición de los estudiantes de su academia un nuevo software de antiplagio gratuito, que ya está disponible para su uso. Con este programa, los autores podrán evaluar el contenido de su Trabajo Final de Grado (TFG), Trabajo Final de Máster (TFM) o Tesis Doctoral (TD).

Esta herramienta, creada por los expertos académicos de Ayuda Universitaria, se caracteriza por ser muy sencilla de usar. Su funcionamiento es tan simple como subir el texto o pegarlo directamente en la página y el programa se encarga de compararlo con la base de datos. En segundos, detecta el contenido duplicado.

Ayuda Universitaria y su software de antiplagio gratuito

Los expertos académicos de Ayuda Universitaria aseguran que el nuevo software antiplagio gratuito es, además de fácil de usar, muy completo. Aseveran que es uno de los mejores que existen en la actualidad y está disponible en su página web. Con solo cargar el documento y activar el botón de ‘Compruebe si hay plagio’, la herramienta facilitará un informe completo.

Ese informe detallará, de manera específica, el porcentaje de material plagiado o duplicado. También mencionará los links donde se encuentra ese material. Además, el resultado incluirá consejos para mejorar el contenido de la obra y reducir el porcentaje del texto copiado de otras fuentes.

Por otro lado, se pueden comparar hasta 1.000 palabras a la vez o el texto completo, si se utiliza con la opción de pegar el documento. La solidez de este programa se basa en una robusta base de datos que sirve para confrontar los contenidos y detectar las similitudes. Según sus creadores, es sumamente rápido y confiable.

Motivos por los que es importante un informe de antiplagio

Ayuda Universitaria sostiene que el plagio es un problema que, hoy en día, se ha extendido en los diferentes niveles educativos. Por esta razón, las instituciones universitarias han tomado estos programas antiplagio como unos aliados en la lucha contra esa práctica. Se considera plagio cuando una obra presenta un alto porcentaje de similitud con el trabajo de otra persona.

Si un aspirante a título universitario presenta un TFG, TFM o una TD con contenido plagiado, puede poner en riesgo la obtención del grado. Las autoridades de todas las universidades someten a pruebas antiplagio todos los trabajos de investigación para comprobar su originalidad. De hecho, es la primera prueba por la que tiene que pasar un texto antes que cualquier defensa presencial o evaluación.

Además del aspecto ético, los autores que incurren en el plagio de otro trabajo para obtener un beneficio académico o económico se enfrentan a posibles acciones legales. En consecuencia, es muy recomendable conseguir un informe detallado como el que se puede obtener con el software antiplagio gratuito de Ayuda Universitaria.