BBVA gana 1.164 millones en el primer trimestre, un 9,8% menos

Tras realizar saneamientos en Estados Unidos y Turquía

El Grupo BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.164 millones de euros durante el primer trimestre, lo que supone una caída interanual del 9,8% al no repetir las plusvalías en Chile y efectuar más saneamientos en EEUU y Turquía.

Si se excluye la filial chilena que enajenó en ambos periodos el beneficio cae un 7,7%, mientras que en la comparativa frente al trimestre anterior sube, en lugar de caer, un 16,2%, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

“Hemos empezado el año con unas dinámicas positivas. El margen neto crece por encima del 10%, gracias a la fuerte generación de ingresos recurrentes y a una importante mejora en la eficiencia”, subrayó su consejero delegado, Onur Genç.

En la cuenta todos los márgenes experimentaron aumentos interanuales: el de intereses ascendió a 4.420 millones y creció un 3,1%; el bruto alcanzó los 6.069 millones (+0,7%), y el neto repuntó un 3,2% y alcanzó los 3.147 millones.

La mejora se apoyó en un aumento del 3% en la cartera de préstamos a la clientela, hasta los 393.321 millones de euros, y del 5,1% en los depósitos gestionados de clientes, cuyo volumen alcanzó los 378.527 millones.

Sin embargo, en la parte baja de la cuenta el beneficio cae después de que elevase un 24,4% la partida de deterioros en activos no financieros, que restó más de 1.020 millones de euros, y pese a que logró que la partida de costes repuntase apenas un 0,7%.

El banco destacó que la evolución del resultado le ha permitido situar su rentabilidad sobre recursos propios (ROE) en el 9,9%, a la vez que mantuvo la morosidad en el mismo 3,9% de cierre del pasado año.

En cuanto a la solvencia su ratio de capital más exigente CET 1 ‘fully-loaded’ se situó en el 11,35% en marzo y se acerca a su objetivo de situarlo en un rango de entre el 11,5% y el 12%.

Por geografías, el beneficio en España descendió un 14,7% y se situó en los 345 millones de euros, pese a crecer un 19,7% en financiación de crédito al consumo, el 7% en empresas o el 4,3% en recursos de clientes. Se trata de las cuentas de una nueva unidad que ha pasado a bautizar como España tras integrar el negocio ‘non core’ residual que le queda después de haber traspasado el negocio inmobiliario a Cerberus.

El primer mercado en términos de resultados continúa siendo México, cuyo beneficio aumentó un 10,6% y ascendió a 627 millones, gracias “a la positiva evolución de los ingresos recurrentes”. Su negocio en el mercado azteca aumentó un 8,6% en inversión crediticia y el 6,5% en recursos de clientes.

En Turquía, en cambio, el beneficio cayó un 29,2% en euros corrientes, hasta los 142 millones, por el esfuerzo de provisiones. En negocio registró aumentos del 7% en el crédito y del 12% en recursos de clientes, aunque ambas carteras caen a doble dígito en la traducción a dólares.

En Estados Unidos la ganancia disminuyó a su vez un 39,8%, hasta los 127 millones, y en América del Sur se disparó en cambio un 86,5%, hasta alcanzar los 193 millones de euros.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies