BBVA se desploma casi un 8% por la inestabilidad monetaria en Turquía

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las acciones de BBVA se han hundido un 7,72% en la sesión de este lunes, hasta los 4,317 euros por título, debido a la inestabilidad monetaria en Turquía y a la exposición del banco a este país a través de su filial Garanti, de la que controla el 49,85% del capital.

Garanti es el segundo mayor banco privado turco y el quinto banco del país si se incluyen también los públicos. Durante 2020, los activos de Garanti contabilizaban el 8,1% del total de los activos del grupo BBVA y su contribución al beneficio neto, por 563 millones de euros, supone un 14,3% del beneficio obtenido por el total de las áreas de negocio del grupo, excluido el centro corporativo.

La lira turca ha llegado a desplomarse un 17% en su cambio frente al dólar a raíz de la destitución del gobernador del Banco Central de Turquía, el exministro de Finanzas Naci Agbal, lo que ha provocado que BBVA haya sido el valor más penalizado del Ibex en Bolsa por su alta exposición al país.

El cese de Agbal (tercer cese del máximo responsable de la política monetaria de Turquía desde mediados de 2019) fue oficializado en la madrugada del pasado sábado a través del Boletín Oficial de Turquía, donde se anunció que el nuevo jefe de la institución monetaria será Sahap Kavcioglu, un antiguo miembro del partido gobernante de Recep Tayyip Erdogan, el Partido Justicia y Desarrollo (AKP).

Este evento se produjo pocos días después de que el Banco Central turco subiera el tipo de interés clave en dos puntos, hasta el 19%, en un intento de controlar la elevada inflación, mientras que el presidente turco ha abogado repetidamente por unos tipos de interés bajos.

A principios de noviembre del año pasado, tras semanas de depreciación de la moneda local, la lira, Erdogan destituyó al gobernador del Banco Central, Murat Uysal, quien había ocupado el cargo apenas un año, y nombró a Agbal.

En un comunicado que ha servido para frenar la hemorragia del tipo de cambio de la lira, el ministro otomano de Finanzas, Lufti Elvan, ha subrayado este lunes el compromiso de Turquía con el cumplimiento de las reglas de una economía de mercado.

“Damos una gran importancia al funcionamiento eficiente y saludable de los mercados. En este contexto, no habrá concesiones que cuestionen el mecanismo de libre mercado y seguirá implementándose con determinación el régimen de tipo de cambio libre”, ha indicado el ministro turco.