Calviño, tras la polémica sobre la reforma laboral: «El Gobierno tiene que hablar con una sola voz»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha remarcado este lunes que el Gobierno tiene que hablar «con una sola voz» en asuntos como la reforma laboral y ha defendido la importancia de una «adecuada coordinación y una buena cooperación» entre los ministerios.

«Lo importante no es que, en un momento determinado, se exprese uno u otro ministro, Lo importante es que se exprese la posición del Gobierno, y para eso es preciso que haya una adecuada coordinación y una buena cooperación y una representación de todos los ministerios implicados en cada uno de los asuntos», ha señalado en rueda de prensa celebrada en el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, junto al comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, tras participar en el foro de alto nivel internacional ‘Monitoring the recovery: beyond GDP – Seguimiento de la recuperación: más allá del PIB’.

En el ámbito de la reforma laboral, se trata de un tema que implica al Ministerio de Trabajo, al de Asuntos Económicos y Transformación Digital, al de Hacienda, al de Educación y al de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, principalmente. Por ello, la ministra ha defendido la importancia de que la visión y el punto de vista de «todos estos ministerios» esté representada en la posición conjunta del Gobierno.

Calviño ha recordado que existe una mesa de diálogo social para el Plan de Recuperación que está por encima del resto de mesas que reúnen los distintos ministerios y que está encabezada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, o por ella misma, en caso de ausencia del presidente. El objetivo de esta mesa es garantizar la articulación de todas las reformas e inversiones que se están desplegando.

Estas declaraciones son las primeras realizadas sobre el tema por parte de la vicepresidenta después de que Unidas Podemos solicitara una reunión urgente de la mesa de seguimiento del acuerdo de coalición con el PSOE ante los «intentos de injerencia» de Calviño en las competencias de su homóloga y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de cara a los trabajos para la derogación de la reforma laboral.

Esta tarde, PSOE y Unidas Podemos se sentarán en la llamada Comisión Permanente de Seguimiento del Acuerdo de coalición con el objetivo de tratar de resolver la gran disputa abierta en el Ejecutivo por esta cuestión.

Pese a la polémica, Calviño ha remarcado que «todo el Gobierno» está comprometido con una legislación laboral que tenga «aplicación eficaz» y «vocación de permanencia», para lo que ha defendido la apuesta del Ejecutivo por el diálogo social.

«Esa es la posición de todo el Gobierno y aquí no cabe ningún tipo de consideración individual o personal», ha remarcado la titular económica, tras recordar que se trata de la hoja de ruta enviada a la Comisión Europea y que contempla la aprobación de la reforma de aquí a final de año.

En este sentido, ha destacado que la posición del Gobierno de abordar una reforma del marco laboral sobre la base del diálogo social es unánime. Sobre esto, la ministra ha destacado que el Gobierno ha trabajado «intensamente» y ahora inicia una «fase decisiva» para tener la reforma adoptada antes de final de año.

«La posición del Gobierno en distintas mesas de negociación tiene que estar bien coordinada y tiene que estar articulada, de forma que en las diferentes mesas tengamos una posición clara que permita llegar a un acuerdo en esa fase decisiva», ha remarcado.