Carlos Alcaraz debuta con una remontada brillante en París y Bautista y Davidovich se despiden

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El tenista español Carlos Alcaraz no tiró la toalla este martes en su debut en el Masters 1.000 de París, último de la temporada que se disputa sobre pista dura, y acabó logrando el pase a segunda ronda después de imponerse al veterano francés Pierre-Hugues Herbert en un maratoniano partido de casi tres horas, mientras que Roberto Bautista y Alejandro Davidovich se despidieron en el estreno.

Alcaraz sigue dando pasos al frente en su prometedora carrera con una victoria de mucho mérito frente a Herbert, que le apretó al máximo en el segundo asalto, pero supo reaccionar a tiempo. Del 7-6(4) para el jugador local, al 7-6(2) y 7-5 para el de Alzira que acabaron significando el billete para la segunda ronda del torneo galo.

El joven español de 18 años, que ocupa el puesto 35 en el ranking ATP, sigue subiendo escalones en un 2021 que no olvidará fácilmente. El valenciano ha sido vencedor en Umag y cuartofinalista del último US Open, el mejor aval para alargar su sueño en París. Su rival en dieciseisavos de final será el italiano Jannik Sinner, octavo favorito.

Por su parte, Roberto Bautista se despidió a las primeras de cambio de la capital francesa, donde nunca ha superado la tercera ronda, tras perder frente al australiano James Duckworth en tres sets (6-4, 5-7 y 7-6(4)). El castellonense, que tuvo la alternativa con 4-2 en la tercera manga, no pudo culminar la remontada y entregó la victoria en dos horas y 37 minutos de partido.

De igual forma, Alejandro Davidovich dijo adiós a la Ciudad de la Luz al hincar la rodilla frente al experimentado Marin Cilic, que se llevó el envite en dos mangas (6-3 y 6-4) en una hora y media de encuentro. El croata sólo perdió una vez su servicio -ya en la segunda manga- por las cuatro del jugador andaluz.

DJOKOVIC ACABA CON FUCSOVICS

Por otro lado, el número uno del mundo, Novak Djokovic, necesitó tres sets para derrotar al húngaro Márton Fucsovics en su puesta de largo en la capital francesa. ‘Nole’, que no jugaba un partido oficial desde su derrota en la final del ‘US Open’, comenzó con un cómodo 6-2, pero los problemas con su servicio dieron alas a su rival en la segunda manga.

El 6-4 de Fucsovics llevó el partido al tercer asalto y el serbio tiró de oficio para no dejarse sorprender. Djokovic -exento en primera ronda- aprovechó la primera oportunidad que tuvo para romper el saque a su oponente y cerró con tres juegos consecutivos (6-3). Su rival en octavos de final será el vencedor del Monfils-Mannarino.