Commerzbank pierde 2.870 millones en 2020 y cancela el dividendo hasta 2023

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El banco alemán Commerzbank cerró 2020 con unas pérdidas netas de 2.870 millones de euros, en comparación con los beneficios de 585 millones de euros que había registrado en 2019, debido al impacto de la pandemia en su negocio y a otros extraordinarios, según ha informado este jueves la entidad financiera.

Las provisiones por riesgo crediticio realizadas por Commerzbank el año pasado ascendieron a 1.748 millones de euros, casi el triple de las registradas en 2019. De esa cifra, 961 millones de euros son consecuencia directa del deterioro económico causado por el Covid-19.

Además, la firma ha tenido que hacer frente este año a una provisión anticipada y extraordinaria de 814 millones por la reestructuración en la que está implicada. El coste completo de la operación ascenderá a 1.800 millones, por lo que en los próximos trimestres el banco todavía seguirá incorporando esta partida a sus cuentas.

A principios de mes, Commerzbank informó de que planeaba despedir a 10.000 de sus 48.000 empleados y cerrar 340 de sus 790 oficinas en Alemania

El resultado neto también se ha visto afectado por un cargo extraordinario a nivel contable de 1.578 millones de euros por el deterioro de los activos intangibles.

La distribución de dividendos, que fue paralizada el año pasado por el Banco Central Europeo (BCE) como medida prudencial y precautoria ante la pandemia, no se reanudará hasta 2023. Entre ese año y 2024, Commerzbank asegura que planea remunerar con hasta 3.000 millones de euros a los accionistas mediante dividendos o recompras de acciones.

La firma financiera ha subrayado que está lista para registrar un resultado operativo positivo (que no beneficios) en 2021, como resultado de la reducción de costes y el incremento de la rentabilidad procedente de su reestructuración.

“Queremos ser sosteniblemente rentables y dar forma a nuestro propio destino como una fuerza independiente en el mercado bancario alemán. Para lograr esto, necesitamos llevar a cabo una reestructuración profunda del banco en los próximos años”, ha explicado el presidente del consejo, Manfred Knof.

En el conjunto de 2020 los ingresos de Commerzbank cayeron un 5,2%, hasta 8.186 millones de euros. De esa cifra, 4.975 millones procedieron de los intereses netos, un 1,9% menos, mientras que 3.317 millones se atribuyeron a las comisiones netas, un 8,6% más.

Por otro lado, en el conjunto del año los gastos operativos de la entidad se situaron en 6.160 millones de euros, lo que implica un descenso del 2,4% frente a los datos de 2019.