Cómo generarán tracción las grandes compañías, por FRP Technology

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El término generar tracción no siempre está relacionado con ganar dinero. Este también hace referencia a que el modelo de negocio de una empresa encaje en un mercado, funcione y tenga sus rendimientos y beneficios.

Una forma de reforzar el proceso de tracción es apostar por las energías renovables y limpias, sobre todo, para las empresas que se desempeñan en ese sector. En esta línea, FRP Technology dispone de drones de uso profesional que se impulsan con hidrógeno, una fuente de energía que no produce ningún tipo de contaminación.

Los drones profesionales DMI, únicos en España

Los drones de FRP Technology incorporan la pila de combustible DP30 de DMI y tienen una gran variedad de aplicaciones profesionales. Estos sistemas de aviones no tripulados o UAS, por sus siglas en inglés, son utilizados, por ejemplo, en servicios de inspección en petroquímicas y refinerías. Además, también son útiles para detectar amianto o realizar una evaluación de eficiencia energética mediante imágenes térmicas e hiperespectrales de edificios.

Los modelos que incorpora FRP al mercado son únicos en España y se alimentan de forma híbrida con hidrógeno, lo cual los convierte en herramientas respetuosas con el medioambiente y sostenibles. Asimismo, son una baza potencial para que una empresa logre tracción.

En consecuencia, una compañía de distribución o generación eléctrica que utilice un UAS que resulta sostenible puede generar más confianza en sus clientes y fortalecer su modelo de negocio.

Por otra parte, las empresas que adquieren los drones a hidrógeno pueden generar contenido «viralizable» tanto con las aeronaves en sí como con el trabajo que realizan y las imágenes que sacan. Este tipo de UAS, que presenta un sólido nivel de autonomía, puede ser utilizado también con fines medioambientales, para monitorizar distintos terrenos.

Modelos sostenibles

FRP Technology ofrece dos configuraciones de drones, un ala fija y un multicóptero, así como los cursos necesarios para manejarlos homologados por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

El primero es el DJ25, cuyo impulso de hidrógeno tiene un rendimiento de 300 minutos, más del doble de lo que ofrece una nave similar con batería de litio. Se trata de un dron adecuado para inspecciones a larga distancia, topografía y mapeo de grandes áreas. 

El segundo es el DS30, un modelo que permite dos horas de vuelo seguidas con una sola pila de combustible. En 2019, durante una prueba, voló más de 72 kilómetros sobre el mar en Virgin Island, Estados Unidos. Gracias a esto, ganó el premio CES Best Innovation al año siguiente. Este modelo permite el diseño de una misión autónoma y, durante su desarrollo, llevar un control del dron.

Los drones o UAS que comercializa FRP Technology, por sus prestaciones y sus características sostenibles, no solo presentan una utilidad práctica, sino que también pueden constituir un hito a partir del cual una compañía logre generar tracción para su plan de negocios.