CriteriaCaixa ganó 314 millones de euros en 2020, un 71% menos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

CriteriaCaixa, compañía que gestiona el patrimonio empresarial de la Fundación Bancaria La Caixa, obtuvo un resultado neto consolidado de 314 millones de euros en 2020, un 71% menos que en el ejercicio anterior.

Este descenso se debe, según ha explicado a través de un comunicado este martes, al impacto de la pandemia de la Covid-19 en los resultados de las principales participadas de CriteriaCaixa, que ha llevado a un resultado neto recurrente de 718 millones, un 35% inferior al de 2019.

CriteriaCaixa ha explicado que la bajada en las ganancias se debe también al impacto de los resultados extraordinarios consecuencia de la atribución del deterioro que Naturgy registró en sus activos de generación, así como por el ajuste contabilizado por CriteriaCaixa del PPA (Purchase Price Allocation) de CaixaBank.

La entidad centró su estrategia en conservar la liquidez, moderando el ritmo de nuevas inversiones, negociando nuevas líneas de crédito y gestionando activamente los vencimientos de deuda a corto y medio plazo, con el objetivo de minimizar el impacto de la pandemia.

ACTIVOS

El valor bruto de los activos de CriteriaCaixa ascendió a 19.381 millones de euros, con un 75,9% de renta variable cotizada, un 13,6% de negocio inmobiliario, un 4,7% de renta variable no cotizada, un 1% de renta fija y otros, y un 4,8% de caja y equivalentes.

Los activos cotizados (renta variable y renta fija) y la caja y equivalentes representan en conjunto más del 80% del total, y, a pesar de las consecuencias que la crisis ha tenido en las principales participadas de CriteriaCaixa, la compañía ingresó 625 millones de euros de dividendos en 2020.

En total, repartió 390 millones en dividendos a su accionista único, la Fundación Bancaria La Caixa, que en 2020 invirtió un total de 502 millones; en programas sociales (292 millones), cultura y ciencia (91), investigación y salud (66) y educación y becas (53 millones).

NEGOCIOS

El resultado de la cartera bancaria, compuesto por la atribución del resultado de las participaciones en CaixaBank, The Bank of East Asia (BEA) y Grupo Financiero Inbursa (GFI), alcanzó el año pasado los 622 millones de euros, un 17% menos que el año anterior.

CriteriaCaixa ha contabilizado en este ejercicio como resultado extraordinario el impacto que ha tenido en el PPA de CaixaBank la venta del 29% de Comercia Payments y el ajuste de valor de la participación en Erste Bank por parte de CaixaBank, cuyo impacto conjunto en CriteriaCaixa ha alcanzado los -151 millones de euros.

El resultado de la cartera industrial y de servicios incluye principalmente la atribución del resultado de las participaciones en Naturgy y Saba, así como los dividendos de Suez y Telefónica, y esta cartera alcanzó un resultado de 200 millones, un 53% menos que en 2019, debido al impacto de la pandemia tanto en la actividad de la compañía energética, con una reducción del resultado ordinario del 51%, como en la de gestión de aparcamientos, con un resultado atribuido de -48 millones.

La revisión de la valoración de determinados activos llevada a cabo por Naturgy supuso un impacto extraordinario negativo de 253 millones en las cuentas de CriteriaCaixa, mientras que el negocio inmobiliario, gestionado por Inmo CriteriaCaixa y compuesto por una cartera de 2.631 millones, generó un resultado atribuido de -17 millones.

DIVERSIFICACIÓN

La cartera de diversificación alcanzó un valor de mercado al cierre de 2020 de 3.685 millones de euros, y destacan las participaciones en Cellnex, Suez y Telefónica, tras una inversión neta de 534 millones de euros (889 en 2019).

La entidad cerró 2020 con una deuda bruta de 5.124 millones de euros, ligeramente por encima del nivel del año anterior y la deuda neta, en cambio, disminuyó un 4,2% hasta los 4.189 millones.

Además, ha subrayado que dispone de una “sólida situación de liquidez disponible” que alcanza los 1.360 millones de euros teniendo en cuenta la caja y equivalentes (935 millones) y las pólizas de crédito no dispuestas (425 millones).