Cuba comienza este lunes la suspensión de depósitos de dólares en efectivo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cuba comenzará este lunes la suspensión de los depósitos de dólares en efectivo en la isla para hacer frente al bloqueo impuesto por Estados Unidos sobre el país, que le han generado pérdidas de 9.157 millones de dólares (unos 7.683 millones de euros) entre abril de 2019 y diciembre de 2020.

La gobernadora del Banco Central de Cuba, Marta Sabina Wilson González, indicó en una rueda de prensa que ante el recrudecimiento de las medidas impuestas por Washington, el banco suspenderá el depósito de dólares de forma temporal a partir de hoy, 21 de junio.

En este escenario, el Banco Central de Cuba abrió las sucursales de los bancos ayer domingo para depositar dólares en efectivo antes de que entre en vigor la suspensión decretada por la misma institución central.

La suspensión temporal de los ‘billetes verdes’ en Cuba disparó el precio de los euros tanto en la isla como en Miami, donde reside buena parte del exilio cubano, hasta una conversión de 90 pesos por cada euro.

El ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, enfatizó que los bloqueos de Estados Unidos a Cuba implican pérdidas mensuales de 436 millones de dólares (más de 365 millones de euros). Según Rodríguez, las pérdidas totales ascienden hasta casi 150.000 millones de dólares (126.000 millones de euros) desde que el país norteamericano impuso su embargo hace seis décadas.

Rodríguez indicó que la decisión del sistema bancario de detener temporalmente la aceptación de depósitos en dólares en efectivo es “una medida indispensable de protección de la economía, mientras existan los obstáculos que impone el bloque para utilizarlos en el exterior”.

El director general del Ministerio de Exteriores de Cuba para Estados Unidos, Carlos Fernández de Cossío, aseveró que el bloqueo y las crecientes medidas se enfrascan en un intento de “deprimir nuestra economía, crear inestabilidad en las condiciones de vida de la población y atacar al sector financiero”.

“El colocarnos en la lista de países patrocinadores del terrorismo se traduce en un impacto práctico en el proceso de pagos y cobros en nuestra actividad comercial y financiera internacional. Cuba promulga una medida de legítima defensa”, destacó.