El 41% de los autónomos que reciben el cese de actividad en este momento se dará de baja cuando acabe

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un total de 193.000 autónomos, el 41% de los que se encuentran percibiendo la prestación por cese de actividad en estos momentos, se dará de baja del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) cuando se ponga fin a esta prestación, según se desprende del barómetro situación autónomos abril 2021 realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

En caso de que se prorrogue esta prestación por cese de actividad más allá de mayo, un 21,2% de los autónomos han señalado que prevén solicitarla.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha apuntado que España ha ido “por detrás” de la pandemia y que “no ha sido capaz de anticiparse”. “Las ayudas directas llegan muchos meses más tarde de lo que las solicitamos. Es más, llegan mucho más tarde al BOE, porque a las cuentas de las empresas no lo harán hasta verano”, ha apostillado Amor.

Así, el presidente de ATA cree que se tiene que impulsar cuanto antes la prórroga del cese de actividad para los autónomos y buscar una salida a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), cuyo plazo expira el 31 de mayo.

Preguntados por el nivel de actividad que tienen en estos momentos, dos de cada tres autónomos han afirmado que tienen algún tipo de restricciones en su negocio, mientras que un 52,2% afirma que, aunque ha abierto, está funcionando al 50%. Por su parte, 350.000 autónomos ha afirmado que tienen aún cerrada su actividad.

Por su parte, cerca de un 30% de los encuestados por ATA ha asegurado que está abierto y funcionando con total normalidad. Además, casi un 2% ha reconocido estar funcionando incluso mejor que antes de la pandemia.

Casi el 80% de los trabajadores por cuenta propia han afirmado que la facturación de su negocio se ha visto reducida respecto a la que tuvieron un año antes. Además, para más del 60% de estos la caída ha sido superior al 60%.

EL 5,4% DICE NO ESTAR INGRESANDO NADA

De su lado, el 7,7% ha apuntado que su facturación, a pesar de todo, ha aumentado con respecto al primer trimestre de 2020, frente a un 5,4% que asegura que no está ingresando nada.

Sobre la estimación de las pérdidas desde el inicio de la pandemia, los autónomos estiman en más de 75.000 millones la pérdida total desde el pasado mes de marzo.

De hecho, el 30,7% de los autónomos (un millón) aseguran que sus pérdidas son superiores a 30.000 euros. Además, prácticamente dos millones de autónomos, el 60,6% del total, ha visto caer su facturación en 15.000 euros o más en lo que va de pandemia.

Preguntados sobre las ayudas directas, el 80% ha dicho que son “claramente insuficientes”. No obstante, la mitad de estos, el 48,2%, ha afirmado que las solicitará una vez se abra el plazo.

Entre los que dicen que no van a solicitarla, los principales motivos son o bien porque “no están en el listado de actividades con derecho a ayudas” o porque su actividad “no ha caído más de un 30%”. Únicamente el 12,4% señala que no va a solicitar las ayudas porque no lo necesita, según ATA.

EL 42% MANTIENE UN ERTE ABIERTO

El 41,9% de los trabajadores por cuenta propia han destacado que mantienen un ERTE abierto, de los que el 23,4% ha asegurado que ha realizado un ERTE al 100% de su plantilla. Por su parte, más de 1,3 millones de autónomos (el 42,3%) ha apuntado que, pese a toda esta situación, ha mantenido al 100% de su plantilla.

Por su parte, destaca el 15,8% de los autónomos con trabajadores a su cargo que se ha visto obligado a despedir. De los autónomos que han afirmado haber tenido que solicitar un ERTE, un 38,4% manifiesta que tendrá dificultades para volver a incorporar sus puestos de trabajo en breve a sus trabajadores. Además, un 21,6% de los autónomos ha incorporado a algún trabajador, pero no a todos.

En esta línea, el 44,3% de los encuestados cree que si tuviera que hacer frente al despido de alguno de sus trabajadores, tendría “serias dificultades” para poder finiquitar las contrataciones. Sobre la prórroga de los ERTE, el 54,1% de los encuestados tiene previsto solicitar la prórroga más allá de mayo.

Sobre sus previsiones para 2021, la mitad de los autónomos considera que su actividad disminuirá durante este año, frente al 27,2% que cree que su facturación no variará y al 7,7% que espera ver aumentar su facturación en los próximos meses.

Entre los que piensan que su facturación se reducirá este año, el 46,3% de estos cree que se va a ver disminuida por encima del 60%. También es destacable que uno de cada tres autónomos encuestados piensan que su negocio no se recuperará hasta 2023.

No obstante, el 3,3% piensa que en seis meses debería remontar su economía y que recuperarán su facturación anterior a la crisis provocada por la pandemia.

Respecto al empleo, el 56% piensa mantener su plantilla e incluso casi un 2% prevé aumentarla. Menos optimista es la situación para el 14,4% de los autónomos que cree que tendrá que disminuir su plantilla en los próximos meses. Según ATA, unos 200.000 autónomos con trabajadores prevén tener que despedir a lo largo de este año.

También es negativa la situación del 9,5% de los encuestados (300.000 autónomos) que cree que va a tener que cerrar en los próximos meses. Por su parte, el 47,4% muestra sus dudas e incertidumbres y, aunque responde que seguirá adelante con su actividad, “no tiene claro si podrá continuar con su negocio”.