El 80% de los inversores institucionales ve “insostenible” la subida de la Bolsa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los inversores institucionales mundiales encaran 2021 con cautela, ya que casi ocho de cada diez creen que la tasa de crecimiento actual de la Bolsa, pese a la crisis del Covid-19, es “insostenible”, según una encuesta de Natixis Investment Managers.

La encuesta, en la que participaron más de 500 inversores institucionales de todo el mundo, revela que más de la mitad (53%) de los inversores prevé que las carteras defensivas obtengan rentabilidades superiores en 2021.

La incertidumbre provocada por la pandemia también ha lastrado las expectativas de rentabilidad hasta el 6,3%, lo que supone 60 puntos básicos menos respecto a sus expectativas para 2020.

Muchas entidades vislumbran correcciones en el mercado de renta variable (44%), así como en el sector inmobiliario (41%) y tecnológico (39%), y en los mercados de deuda (29%).

Para el próximo año, un mayor porcentaje de inversores institucionales prevé que el ‘value’ supere al crecimiento (58%) y que las compañías de gran capitalización superen a las de pequeño tamaño (53%).

El 52% considera que los mercados emergentes lo harán mejor que los mercados desarrollados, aunque la gran mayoría (86%) de inversores institucionales coincide en la necesidad de ser más selectivos a la hora de buscar oportunidades en los mercados emergentes.

Pese al retroceso en la influencia de las grandes tecnológicas, un 66% augura que el sector generará rentabilidades superiores en 2021. Ven a los sectores de tecnología de la información y atención sanitaria como los grandes ganadores del mercado el próximo año, mientras que los de energía, inmobiliario, bienes de consumo discrecional y financiero quedarán previsiblemente rezagados.

ASIGNACIÓN EN LAS CARTERAS

De cara a 2021, las carteras institucionales mantendrán relativamente sin cambios sus asignaciones generales a las distintas clases de activos. Auguran unas asignaciones generales del 36% a renta variable, del 40% a renta fija, del 17% a inversiones alternativas y del 6% a liquidez.

Un tercio de los encuestados espera reducir sus asignaciones a la renta variable estadounidense y elevar su exposición a las Bolsas de Asia-Pacífico, Europa y los mercados emergentes.

Por su parte, el 19% prevé recortar la exposición a la deuda pública y aumentar su presencia en bonos corporativos con categoría de inversión. Los bonos verdes concitan un alto grado de convicción, ya que de entre el 48% de los encuestados que posee estos títulos, la mitad tratará de incrementar sus inversiones.

POSICIONAMIENTO DEFENSIVO

Cerca de la mitad de los inversores encuestados tiene previsto incrementar sus asignaciones a la deuda privada, mientras que cuatro de cada diez esperan incrementar su exposición a infraestructuras, y un 38% al capital riesgo.

Con vistas a gestionar los riesgos, más de ocho de cada diez encuestados afirman que la diversificación del componente de renta variable reviste una gran importancia, mientras que un 71% se manifiesta dispuesto a quedar por detrás de sus competidores a fin de garantizar protección frente a caídas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies