El Bundesbank no distribuirá beneficios por primera vez desde 1979

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Bundesbank, el banco central de Alemania, no distribuirá beneficio alguno al Gobierno Federal por primera vez desde 1979, después de que las medidas de emergencia de política monetaria implementadas en respuesta a la pandemia hayan tenido un impacto notable en el balance de la entidad, que reforzó sustancialmente sus provisiones por riesgos.

“Este mayor nivel de provisión de riesgos es la razón principal por la que el Bundesbank publica un resultado anual equilibrado para 2020 y no distribuye beneficio por primera vez desde 1979”, dijo el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, en la conferencia de prensa celebrada el miércoles para presentar las cuentas anuales de la institución, que el año pasado distribuyó un beneficio de 5.851 millones.

Los ingresos por intereses netos del banco central germano en 2020 disminuyeron un 38,2%, hasta 2.870 millones de euros, mientras que por operaciones financieras y amortizaciones de riesgo asumió un impacto adverso de 1.557 millones, en contraste con el efecto positivo de 2.281 millones de 2019. A su vez, los ingresos por comisiones se mantuvieron estables en 55 millones.

En este sentido, el Bundesbank destacó el aumento del 101% de sus gastos por intereses, hasta 2.603 millones, puesto que se vio obligado a ofrecer mayor rendimiento porque las medidas de emergencia permitieron a las entidades de crédito obtener financiación a tipos más favorables y utilizaron más esta opción de financiación.

Las provisiones para riesgos generales aumentaron en 2.400 millones de euros el año pasado, hasta 18.800 millones, en respuesta a la evaluación de la entidad que sugería un incremento considerable de los riesgos, con un mayor riesgo de tasa de interés y de incumplimiento en la cartera de política monetaria, en particular.

“Sin embargo, este paso solo recorre parte del camino para cubrir el aumento del riesgo del año pasado”, explicó el presidente del Bundesbank. “Por lo tanto, esperamos otro complemento de las provisiones para riesgos generales en el actual ejercicio financiero, especialmente porque no es probable que la situación de riesgo cambie de manera importante”, agregó Weidmann.