El campo se echa a la calle para reclamar el control y cumplimiento de los acuerdos de asociación con Marruecos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Centenares de agricultores de Almería y representantes de empresas hortofrutícolas han llevado a cabo este viernes un paro agrario, al que ha seguido una manifestación por el entorno del Puerto de Almería, para reclamar a las administraciones que «se cumpla y se le controlen las importaciones de terceros países», especialmente de Marruecos, en base a los acuerdos que la Unión Europea mantiene con los países extracomunitarios, ya que a su juicio, la entrada de estas producciones contribuyen al hundimiento de los precios en origen del campo español.

«Basta ya a las importaciones de terceros países», ha exclamado el coordinador de COAG Almería y representante estatal de Frutas y Hortalizas de la organización, Andrés Góngora, quien ha incidido en que es el Gobierno el que tiene que poner en marcha iniciativas en el Parlamento europeo, el Consejo y en la Comisión para que la Unión Europea module los acuerdos extracomunitarios y además «se cumplan».

Junto con el presidente de Asaja Almería, Antonio Navarro, y la coordinadora de UPA Almería, Francisca Iglesias, el representante de la COAG ha incidido en la reciente sentencia dictada por el Tribunal de la Unión Europea (TUE) en relación al acuerdo de asociación entre la UE y Marruecos que lo declara «ilegal» para reivindicar nuevamente su paralización de cara a una nueva redacción mediante la renegociación de sus postulados.

«Hay que hacer un acuerdo, pero tiene que respetarse y tiene que tener una serie de condiciones que hasta ahora no se han cumplido, como son los contingentes, pago de aranceles y el control en las fronteras, y no me refiero solo a las españolas», ha incidido la portavoz de UPA, quien ha recalcado que la mayor parte del género procedente del Marruecos entra mediante los puertos franceses y de Ámsterdam.

Las organizaciones agrarias, que iniciaron sus protestas en noviembre de 2019 ante la crisis de precios que sufre el modelo de producción, han recalcado que la situación ha «ido a peor» desde entonces ya que, a los problemas anteriores se han sumado el aumento de los costes de producción, lo que dificulta mantener la actividad.

«Desde Asaja no estamos de acuerdo con que este acuerdo comercial con Marruecos, que no se cumple desde nunca, que sigue sin cumplirse, y pedimos una revisión de ese acuerdo», ha incidido Navarro, quien ha reivindicado a las administraciones, y en especial al Gobierno español, que aclare su posición ante esta segunda sentencia que merma el acuerdo comercial.

PIDEN LA DIMISIÓN DE LUIS PLANAS

No obstante, desde COAG ya han criticado la postura mostrada por el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, en relación al mantenimiento de las relaciones comerciales bilaterales entre la UE y países terceros, por lo que le han exigido su dimisión.

«Lo único que puede hacer Luis Planas si tiene alguna dignidad y quiere de verdad ser el defensor de los agricultores españoles es irse del ministerio. Ha faltado con los agricultores de este país, sobre todo con los de frutas y hortalizas, no nos representa», ha dicho Góngora, quien ha reclamado al presidente del Gobierno que revise la acción de su «superministro» porque «no está defendiendo los intereses del campo español» y sí «los intereses de la distribución o de las multinacionales que están afincadas en Marruecos».

Del mismo modo, además de reclamar un mayor control sobre las empresas afincadas en el país africano que están «inundando los mercados de la UE», también ha exigido a la Junta de Andalucía que vigile «las entradas por los puertos andaluces y el etiquetado» de los productos ante sus sospechas de malas prácticas en cuanto al reetiquetado de productos marroquíes como si fueran producidos en Andalucía.

En esta línea, ha reclamado a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible que dirige la almeriense Carmen Crespo que deje de anunciar «expedientes sancionadores sin dar los nombres y apellidos de las empresas a las que se ha abierto dicho expediente» así como de no indicar «qué sanción» es la que se les impone.

«Si hay una situación ilegal en una empresa de comercialización, manipulando el origen de la producciones, la primera sanción que hay que imponer es el cierre de esa empresa, porque no puede seguir poniendo productos en el mercado», ha manifestado.

La jornada de protesta, que se ha dado con una marcha que ha bordeado el puerto de Almería desde la vía parque Nicolás Salmerón en la que se ha producido una sentada, ha servido además para expresar la queja de los agricultores por los precios de los productos de base como carburantes, plástico o fertilizantes, así como para criticar la subida en el sector del salario mínimo interprofesional ante las «fatigas» que «tienen que pasar las familias y los trabajadores en este campo» en el marco de un modelo familiar.

En Aragón, agricultores y ganaderos rechazan la propuesta de reforma de PAC

Agricultores y ganaderos han llenado este viernes la plaza de San Pedro Nolasco, en Zaragoza, donde se han concentrado, convocados por las organizaciones agrarias ARAGA, ASAJA, UAGA-COAG, UPA Aragón y Cooperativas Agroalimentarias de Aragon, para protestar contra la propuesta de Politica Agrícola Comunitaria (PAC) del Ministerio de Agricultura y han pedido al Gobierno de Aragón que «no reble» en la defensa de los intereses de la Comunidad.

Los manifestantes han protestado contra la actual propuesta para la reforma de la PAC del ministro de Agricultura, Luis Planas, que encuentran perjudicial para el sector primario aragonés, por lo que se han concentrado en la plaza Nolasco de Zaragoza, sede del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Aragón, desde donde han caminado hasta la sede de la Delegación de Gobierno.

El secretario de UPA en Aragón, José Manuel Roche, ha destacado esa unión de «todas las organizaciones» que han salido a la calle «reivindicando un problema común que es este modelo de PAC» que se va a aprobar en los próximos días a nivel nacional.

Roche ha dicho que piden al Gobierno de Aragón que «no reble, que siga insistiendo en que este modelo de política comunitaria hay que cambiarlo», asegurando que las organizaciones agrarias estarán detrás» apoyándole.

Ha querido trasladar al ministro Luis Planas que «esta no es la PAC que quieren los aragoneses», y que no les puede volver a hipotecar hasta el año 2027, ha enfatizado refiriéndose al plazo de vigencia previsto para esta próxima reforma.

VIVIR DEL CAMPO

Roche ha opinado que con estas medidas «nos estamos cargando el relevo generacional en esta Comunidad», recordando que «tenemos un campo muy envejecido». Y ha exigido que se acabe con los derechos históricos para «vincular las ayudas a los que realmente vivimos del campo, que somos los agricultores y los ganaderos».

«Vamos a gritar bien fuerte ‘no al plan Planas’. Queremos una PAC que tenga en cuenta a los profesionales, y que no deje hacer nuestro trabajo produciendo alimentos, vertebrando el territorio y cuidando del medio ambiente», ha reafirmado Roche.

Por su parte, el secretario general de UAGA-COAG, José María Alcubierre, ha defendido la propuesta de Aragón para la PAC como «la propuesta de la coherencia», y ha rechazado la reforma «continuista del ministro Planas, que nos ha hecho perder miles de profesionales del sector agrario en los últimos diez años».

Ha pedido acabar con los derechos históricos y apoyar a «aquellos sectores más deficitarios como es la ganadería extensiva o la fruticultura, que tanto está sufriendo en Aragón».

Asimismo, ha mostrado su rechazo al modelo del Ministerio que «pone en peligro el modelo de agricultura familiar», y ha pronosticado que, de no modificarse las medidas previstas, «dentro de diez años veremos que se seguirá reduciendo la gente en nuestros pueblos y que desaparece la agricultura tal como la conocemos».

LAMBÁN Y SÁNCHEZ

«Esto tiene que cambiar», ha enfatizado Alcubierre, añadiendo que «si el ministro Planas cree que no tiene que hacerlo», desde las organizaciones agrarias harán un llamamiento al presidente Lambán para que hable con el presidente Sánchez con el fin de que «cese de una vez a este ministro».

El presidente de ARAGA, Jorge Valero, también ha requerido «una reforma de la PAC que vele por los intereses de Aragón» y ha señalado que con esta protesta han querido demandar al Ejecutivo autonómico y el Gobierno de España «que se sienten y que velen por los intereses de sus administrados, que somos los agricultores y ganaderos» .

Valero ha solicitado que la reforma de la PAC –que debe aprobarse este año– ponga unas condiciones que puedan cumplir para cobrar la totalidad de la ayudas y que los profesionales de la agricultura puedan tener una «renta digna».

Ha apuntado que, con la actual propuesta, «la agricultura de regadio y la ganadería extensiva en Aragón van a perder el 23 por ciento de las ayudas» a causa de la nueva figura ambiental de los ecoesquemas, algo que sucede, ha dicho, «por no sentarse en una mesa las dos administraciones y ponerse de acuerdo como ha hecho el Gobierno de España con otras Comunidades».

MENOS PRESUPUESTO

Igualmente, el secretario general de ASAJA Aragón, Ángel Samper, ha querido resaltar la voz común del campo en esta protesta: «Nos hemos puesto todos de acuerdo» en que «esta PAC tiene que ir orientada a la actividad, a aquel que hace y no aquel que no hace, y todos aquellos que hacen lo mismo por hacer lo mismo tiene que cobrar lo mismo».

Samper ha lamentado que «esta PAC tiene un problema muy grave», ya que «con partidas presupuestaria mucho menores, tenemos exigencias mucho mayores, que nos van a costar mucho más dinero».

Ha pedido al consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, que la reforma de la PAC propuesta no contemple al «vacuno», reprochándole que desde la Comunidad «no se ha defendido» al sector. «Muchas explotaciones de ganadería extensiva se van a ver arruinadas», ha advertido.

Samper ha reivindicado la aportación a la actividad autonómica de las organizaciones agrarias, afirmando que, con la suma del sector agrario y el agroalimentario, «se ha creado la mayor plataforma económica de todo el sector de productivo de Aragón».

COOPERATIVAS

Por su parte, el presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón, José Víctor Nogués, ha hecho hincapié en el papel de estas organizaciones de las que ha dicho «somos las empresas de economía social real que está en nuestros pueblos».

«En Aragón, donde hay una cooperativa, hay futuro», ha argumentado, para reivindicar a los «agricultores y ganaderos que viven en el mundo, que no son de empresas de papel, sino auténticas».

«Queremos seguir produciendo y viviendo nuestros pueblos», ha afirmado, manifestando que para ello es necesario «un cambio radical en la PAC».