El futuro audaz de MINI incluye un monovolumen pequeño, basado en el concepto Urbanaut

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

MINI ha anunciado que presentará un «nuevo concepto de vehículo», que prioriza el espacio y la versatilidad, por lo que el futuro de esta marca será más audaz que nunca, ya que se prepara para lanzar una nueva generación de vehículos a partir de 2023. La mayoría de estos modelos nuevos, serán versiones frescas de los viejos favoritos, aunque la compañía también está planeando una valiente expansión fuera de su territorio habitual, y presentará dos modelos completamente nuevos en un futuro cercano.

Uno de estos nuevos modelos será un SUV eléctrico compacto, que se construirá en China, sobre una nueva plataforma desarrollada conjuntamente por BMW y la firma china Great Wall. Este nuevo crossover eléctrico, se fabricará junto con el 3dr Hatch, de próxima generación y compartirá su base técnica con él.Sin embargo, aunque ya se sabe de estos dos nuevos modelos desde hace algún tiempo, la última noticia que ha surgido de MINI, es la confirmación de un automóvil que llevará a la marca en una dirección completamente nueva, y que ha recibido luz verde para su producción.

En su último plan de estrategia, la marca destaca que, junto con el nuevo 3dr Hatch más pequeño y su hermano crossover, ampliará su oferta en el segmento de los ‘compactos premium’ con un nuevo automóvil que estará junto al sucesor del actual MINI Countryman.El nuevo Countryman llegará en 2023, con un crecimiento en huella y con la opción de gasolina y energía eléctrica pura. Su compañero de novedad entrante, está descrito como un nuevo concepto de vehículo, que satisfará los deseos de muchos clientes, de espacio y comodidad adicionales y una mayor versatilidad.

Eso es lo que MINI quiere asegurar sobre este automóvil completamente nuevo por ahora, pero el lenguaje utilizado por la marca, es decir, los temas de espacio y versatilidad, podrían ser más que simples avances de lo que se puede esperar. Pueden señalar una versión de producción del concepto Urbanaut, o un automóvil similar en ejecución, que ahora está en el plan de producto de MINI. El concepto de Urbanaut, se transformó de un modelo digital a un prototipo funcional a principios de este año, y se ha dado a conocer lo que podría ser el siguiente paso, una versión de producción.

Hay muchas cosas sobre Urbanaut que juegan con las tradiciones de la marca. Con 4,46 metros de largo, es un poco más largo que el Countryman de ahora y tiene una imagen aproximadamente del tamaño de un hatchback familiar como el Mazda 3. El próximo Countryman también crecerá a este tipo de tamaño.

El Urbanaut podría proporcionar a los diseñadores de MINI, la posibilidad de innovar, en caso de que algunos de los elementos interiores radicales del concepto se traduzcan en elementos de automóviles de producción.

Y, por supuesto que también, llegaría con energía eléctrica o, al menos, con la opción de un tren motriz eléctrico de batería. MINI está a punto de dejar de ser una marca dependiente por completo de la arquitectura BMW UKL. Con la nueva plataforma Great Wall EV que llegará en 2023 y que se espera que el próximo Countryman utilice la arquitectura multienergía BMW FAAR, MINI de repente, se encontrará en una posición de flexibilidad sobre la utilización de plataformas, lo que podría inclinar la balanza a favor de un coche como el Urbanaut.