El gasto en prestaciones por desempleo ascendió a 2.064,9 millones en junio, un 50,7% menos que hace un año

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los gastos totales en prestaciones por desempleo ascendieron a 2.064,9 millones de euros durante el mes de junio, cuantía que es un 50,7% inferior a la del mismo mes del año anterior, cuando comenzó a dispararse el gasto por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por la Covid-19.

Según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este martes, de los más de 2.000 millones de euros en prestaciones por desempleo un total de 427 correspondieron a los ERTE, la cifra más baja desde que comenzó la pandemia y cuyo récord se alcanzó en mayo del 2020.
El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, fue de 1.082,1 euros, 16 euros más que en junio del pasado año (+1,5%) y la cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario se situó en 852 euros, 48,9 euros euros más que hace un año (+6,1%).
Los beneficiarios existentes a final del mes fueron 1.957.244, con una disminución del 50,8% respecto a hace un año. La cobertura del sistema de protección por desempleo se situó en el 58,1%, lo que supone una disminución en la cobertura del 46,8% frente al 109,2% que llegó a alcanzar el indicador en junio del 2020 ante la menor afectación de los ERTE.
El número de solicitudes de prestaciones a nivel nacional ascendió a 1.455.287, lo que representa un 35,7% menos que hace un año. Las altas tramitadas fueron de 1.178.969 y representa a su vez una disminución del 54,8%. El plazo medio de reconocimiento se situó a su vez en 2,88 días, por encima de los 2,72 días de un año atrás (+6%).
Por su parte, el gasto de las prestaciones por desempleo de los beneficiarios extranjeros supuso 165,2 millones de euros, un 61,4% menos, y en relación con el gasto total de las prestaciones por desempleo representó el 8%.
El número de beneficiarios extranjeros ascendió en mayo, en concreto, a 227.107, cifra que supone una caída del 55,8% respecto a un año antes. El descenso es ligeramente superior en los beneficiarios procedentes de países no comunitarios (-55,8%) que en los del entorno comunitario (-55,7%).
En relación con el total de beneficiarios de prestaciones por desempleo, los beneficiarios extranjeros representaron el 11,6% y supusieron el 26,4% del total de demandantes de empleo extranjeros.