El juez ordena la liberación de Djokovic

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El tenista serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, ha ganado la apelación contra la decisión de denegarle un visado en el Tribunal del Circuito Federal de Australia, por lo que será liberado tras su retención en un hotel de Melbourne y podrá disputar el Abierto de Australia, primer ‘Grand Slam’ de la temporada.

Durante la vista, el juez pidió que la Fuerza Fronteriza de Australia que tomase «las medidas que sean necesarias» para llevar este lunes «al solicitante a las instalaciones especificadas por sus abogados».

La audiencia se retrasó por problemas técnicos con el enlace de vídeo del tribunal, pero los abogados de Djokovic comenzaron a presentar su caso ante el juez Kelly, quien le preguntó a la corte «¿Qué más podría haber hecho este hombre?», y dijo que estaba «agitado» por el tema.

«Aquí, un profesor y un médico eminentemente calificado proporcionaron al solicitante una exención médica. Además de eso, esa exención médica y la base sobre la cual se otorgó fueron proporcionadas por separado por un panel de especialistas independiente adicional establecido por el gobierno del estado de Victoria y ese documento estaba en manos del delegado», indicó el juez Kelly.

El abogado de Djokovic, Nicholas Wood, argumentó que el aviso de intención de cancelar la visa fue defectuoso porque se hizo sobre «una combinación confusa de dos motivos». El abogado del gobierno australiano, Christopher Tran, aseguró que Djokovic respondió al aviso.

En documentos judiciales presentados por los abogados de Djokovic se reveló que el jugador había sido infectado por COVID-19 en diciembre de 2021. Los documentos decían que el contagio era la base de la exención médica de Djokovic.

Los documentos también señalaron que Djokovic expresó «conmoción», «sorpresa» y «‘confusión» cuando se le notificó la cancelación de su visado «dado que había hecho todo lo que se le pidió para ingresar a Australia».

Pero el Departamento del Interior de Australia presentó documentos judiciales en los que afirmaba que «no existe tal cosa como una garantía de entrada de un no ciudadano a Australia».

«Quieren detenerlo otra vez»

El hermano del serbio Novak Djokovic, Djordje Djokovic, ha asegurado que el resultado favorable de la apelación contra la cancelación del visado del tenista es «una gran derrota para las autoridades australianas», aunque no está convencido de que sea definitivo, ya que está convencido de que «quieren detenerlo otra vez».

«Luchó no solo por él, sino por el mundo entero. Novak está con sus abogados en los tribunales y está considerando las diferentes opciones. Fue una gran derrota para las autoridades australianas y se lo están tomando mal», señaló en declaraciones a la televisión serbia TV Prva.

Este lunes, el número uno del mundo ganó la apelación contra la decisión de denegarle un visado en el Tribunal del Circuito Federal de Australia, por lo que fue liberado tras su retención en un hotel de Melbourne y podrá disputar el Abierto de Australia, primer ‘Grand Slam’ de la temporada.

Sin embargo, el ministro de Inmigración australiano, Alex Hawke, todavía tiene el poder de cancelar el visado de Djokovic. «Quieren detener nuevamente a Novak, que está reunido con sus abogados en la oficina desde donde siguieron la audiencia. No saben qué hacer», reconoció.

Nadal: «La justicia ha hablado y me parece lo más justo»

El tenista español Rafa Nadal ha asegurado que si la justicia australiana ha decidido dar la razón al serbio Novak Djokovic y mantener con vigencia su visado para participar en el Abierto de Australia es «lo más justo», más allá de que esté «de acuerdo o no» con algunas opiniones del número uno del mundo.

«Me parece correcto. La justicia es la que tiene que hablar en este caso, yo siempre soy un defensor de la justicia en todas las causas. Más allá de que pueda estar de acuerdo o no en algunas cosas con Djokovic, la justicia ha hablado y dice que tiene derecho a participar en el Abierto de Australia. Si así ha sido resuelto, es lo más justo. Toda la suerte para él», declaró en una entrevista al programa ‘Más de uno’ de Onda Cero.

Además, el balear afirmó que es mejor que el ‘Grand Slam’ oceánico tenga «a los mejores sobre la pista». «A nivel personal, prefiero mucho más que no juegue», dijo entre risas. «Se mueven muchos intereses alrededor del deporte, sobre todo económicos y publicitarios, y es mucho mejor cuando los mejores están jugando. Dan más interés», apuntó.

El de Manacor reiteró su confianza en las vacunas y lamentó el nivel de crispación que reina en las redes sociales. «El tema de las redes sociales ha radicalizado mucho al mundo, hay carta libre para poder expresarse y decir muchas cosas que luego a la cara no se dicen. Cada uno tiene que ser libre de tomar sus propias decisiones, pero cada decisión lleva sus consecuencias», explicó.

«De tenis sí que sé, de otras cosas sé menos, e intento escuchar y obedecer a las personas que saben de cada materia. Todas las instituciones más importantes del mundo dicen que la vacuna es el camino para parar esta pandemia y el desastre que estamos viviendo durante los últimos 20 meses. Yo intento seguir lo que dicen, no me siendo más inteligente ni menos inteligente por hacerlo. Todo el debate que se genera alrededor es un circo», continuó.

En este sentido, recordó que es «una realidad» que ha habido «millones de muertos en el mundo por culpa de un virus». «El efecto de las vacunas no sé cuál será a largo plazo, pero a corto plazo no tengo ninguna duda de lo que nos ha cambiado la vida a todos», manifestó.

En otro orden de cosas, Nadal habló de su positivo por COVID-19 de finales de diciembre. «Venía de una gira en Oriente Medio. Tenía tres PRC negativas en cinco días, y me empecé a sentir bastante mal en el viaje de regreso a casa. Nunca pensé que tuviera COVID-19 porque tenía PCR negativas, la última horas antes. Cuando llegué a casa, lo primero que hice fue irme al hospital. No quería ver a mi madre y a nadie conocido para no contagiar. Di positivo y avisé a todos los que tenía que avisar», señaló.

Sin embargo, logró recuperarse y conquistar este domingo en Melbourne su primer título de 2022. «Han sido meses difíciles. He tenido muchos problemas en el pie, el confinamiento… He vuelto a competir y las cosas han ido razonablemente bien. Después de muchos meses sin competir, más allá de ganar o perder, lo importante era volver a estar en una pista de forma oficial. He competido y he intentado recuperar todas las sensaciones positivas», subrayó.

Por último, no quiso hablar de su reunión con el rey emérito en Abu Dabi. «Conozco al rey Juan Carlos desde hace muchísimos años, es un gran aficionado al deporte y pude compartir con él algunas horas. Cómo lo vi, prefiero reservarme», finalizó, sin opinar de su posible regreso a España.