El mercado del arte y cómo vivir del arte, según Guto Ajayu

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Guto Ajayu, el joven artista boliviano, decidió dejar su país natal hace 4 años para emprender la gran aventura de su vida viajando hacia el otro lado del continente en busca de su sueño. Consciente de que su pasión necesitaba ser mostrada en territorios que apreciaran las expresiones artísticas, se arriesgó a ir a Europa con una meta muy clara: dar a conocer su talento y vivir de su pasión.

Hoy en día, el testimonio de Guto se ha convertido en un referente para quienes deciden emprender el mismo viaje que él inició hace algún tiempo atrás, ya que con su constancia y fidelidad a su propuesta es considerado uno de los mejores exponentes del arte urbano en la actualidad.

Dar a conocer el arte de puerta en puerta

Al llegar a España, país donde se encuentra radicado actualmente, de inmediato inició su labor para vender sus pinturas, de hecho, al principio, el mismo artista las ofrecía yendo de puerta en puerta. Él tenía claro que, para darse a conocer, debía salir de su zona de confort para que su sueño se pudiera convertir en un plan, por ello, aunque su formación se centró en la escultura, Guto descubrió que la pintura era una expresión artística más espontánea, y fue en ese momento cuando decidió sacar a relucir en sus obras una memoria de las expresiones culturales de civilizaciones antiguas, logrando mezclar la simbología del pasado con todos los elementos del arte contemporáneo, siendo el color el principal protagonista.

En su adolescencia, Guto disfrutaba pintando murales en las calles paceñas y fue allí cuando tuvo la oportunidad de descubrir ese nexo artístico que tiene por la libertad y la adrenalina, elementos propios del arte urbano; sin embargo, esto también le hizo ver que tenía un compromiso que honrar con sus orígenes y toda la carga de significados que tienen las civilizaciones antiguas.

Se puede vivir del arte

En agosto del 2021, Guto tuvo la oportunidad de regresar a La Paz, y de visita en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), lugar donde cursó su formación académica, contó su experiencia como especialista en el mercado y en el negocio del arte. Este relato se hizo con el fin de derribar las barreras emocionales de los artistas emergentes y explicar la importancia de crear una estrategia que los lleve a lograr sus propósitos en el mundo artístico, poder ser exitosos y generar los suficientes recursos económicos que les permita vivir de su pasión. A su juicio, muchos artistas no tocan estos temas en la actualidad, sin embargo, es necesario compartir las herramientas para que la gente se replantee el camino que debe tomar y actuar en función a ello.

Con esta visita, la intención de Guto es viajar anualmente a su país en búsqueda de talentos para ayudarles a ingresar en el mercado del arte y generar un plan que les permita ser exitosos en lo que les apasiona.