El precio medio de la vivienda vuelve a niveles de 2012 con una subida del 6,1% interanual, según Tinsa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El precio medio de la vivienda nueva y usada en España subió un 6,1% interanual en el tercer trimestre de 2021, hasta los 1.444 euros por metro cuadrado, con lo que vuelve a niveles de 2012, según los datos publicados este jueves por la sociedad de tasación Tinsa.

Esta revalorización «se ve acentuada» por la comparación con el tercer trimestre de 2020, cuando se registraron las caídas de precio como consecuencia del impacto de la pandemia.

La tendencia alcista en los precios de las viviendas se ha impuesto en todas las comunidades autónomas, a excepción de Navarra y de La Rioja, donde ha caído un 1,9% y un 1,2%, respectivamente. Baleares y País Vasco superan la media nacional, con un encarecimiento de la vivienda del 11,9% y del 11,6%, respectivamente.

Cuenca, tanto la provincia como la ciudad, muestra en el tercer trimestre del año la mayor variación respecto al mismo periodo de 2020, con un repunte del 30,2% en la provincia y del 21,4% en la capital. En total, 43 capitales presentan subidas entre junio y septiembre «con cifras más acentuadas en los mercados de menor actividad, más expuestos a variaciones puntuales intensas», como explica Tinsa en su informe.

La analista senior del Servicio de Estudios de Tinsa, Andrea de la Hoz, añade que esta consolidación de la subida de los precios se enmarca también «en un contexto de inflación al alza» y un desajuste entre la oferta, por debajo de los niveles de 2019, y la demanda, que supera la del año prepandemia.

«Este escenario, combinado con una política monetaria de tipos de interés reducidos, liquidez y bolsas de ahorro disponibles, así como el incremento de la confianza consumidora y la contención del desempleo, sostienen el ritmo de actividad y abren la posibilidad a tensionamientos de precio», ha añadido De la Hoz.

UN 20,8% DE LOS INGRESOS PARA VIVIENDA

El informe de Tinsa también concluye que los españoles destinan un 20,8% de sus ingresos familiares para afrontar el primer año de hipoteca. En España, la media de las hipotecas se sitúa en los 135.183 euros, con un pago mensual de unos 591 euros.

No obstante, el esfuerzo financiero varía según la zona. En Málaga y Baleares, esa cifra supera el 27%, mientras que en otras provincias como Cuenca, Palencia y Lugo la tasa de esfuerzo financiero queda por debajo del 15%, según los datos de Tinsa.

En Baleares también se paga la cuota mensual hipotecaria, con 820 euros, seguida de Madrid, 792 euros, y Barcelona, 760 euros. En Castellón se paga la cuota más reducida, con 340 euros.