Gazprom logra un beneficio récord en el tercer trimestre y augura un resultado «impresionante» a final de año

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Gazprom, el gigante del gas ruso, obtuvo un beneficio neto atribuido récord de 581.801 millones de rublos (6.942 millones de euros) en el tercer trimestre del año, en contraste con las pérdidas de 251.297 millones de rublos (2.998 millones de euros) anotadas por la compañía en el mismo periodo de 2020, según ha informado el monopolio estatal ruso, que espera cerrar el ejercicio con un «impresionante» cuarto trimestre.

La gasista atribuyó este fuerte aumento de sus ganancias al fuerte incremento de los volúmenes de gas comercializado y a la escalada de los precios durante el trimestre, particularmente en el mercado europeo, donde el precio medio de exportación acumula seis trimestres consecutivos al alza.

«En el tercer trimestre de 2021, Gazprom continuó demostrando
sólidos resultados, alcanzando nuevamente un desempeño financiero récord», declaró Famil Sadigov, vicepresidente de la compañía, para quien «teniendo en cuenta la actual dinámica (de precios de exportación) se prevén unos resultados aún más impresionantes en el cuarto trimestre».

De este modo, en los nueve primeros meses del año, la compañía rusa se anotó un beneficio neto atribuido de 1,55 billones de rublos (18.490 millones de euros), frente a los ‘números rojos’ de 218.378 millones de rublos (2.605 millones de euros) correspondiente al periodo comprendido entre enero y septiembre del año pasado.

Las ventas de Gazprom en nueve meses aumentaron un 56,3%, hasta 6,72 billones de rublos (80.180 millones de euros), incluyendo 2,46 billones de rublos (29.350 millones de euros) procedentes de su negocio con Europa, cuyo volumen comercializado aumentó un 13,8% interanual, mientras que el precio medio subió un 94,6% en rublos y un 87% en dólares.

De su lado, la deuda neta contabilizada por la compañía rusa en los nueve primeros meses del año ascendía a 3,48 billones de rublos (41.520 millones de euros), un 10% menos que en el arranque del ejercicio.