Hertz gana 158 millones en el primer trimestre gracias a los extraordinarios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La empresa de alquiler de vehículos Hertz finalizó el primer tirmestre del año con un benficio neto atribuido de 190 millones de dólares (158 millones de euros al cambio actual), en comparación con las pérdidas de 356 millones de dólares (296 millones de euros) del mismo período del año anterior.

Según recogen las cuentas trimestrales de la compañía, los resultados hasta marzo se vieron afectados por la operación de venta de su división Donlen, con un efecto positivo de 392 millones de dólares (326 millones de euros).

Sin contar este efecto extraordinario en los resultados trimestrales, Hertz hubiera cerrado los tres primeros meses del año con unas pérdidas netas de 52 millones de dólares (43 millones de euros) respecto a los ‘números rojos’ de 253 millones de dólares (211 millones de euros) del año previo.

Entre enero y marzo de este ejercicio, la empresa logró una cifra de negocio de 1.289 millones de dólares (1.074 millones de euros), lo que representa una reducción del 33% en la comparativa con los datos de un año antes.

Ante estos resultados, el presidente y consejero delegado de la multinacional, Paul Stone, afirmó que el trimestre pasado mostró los efectos de un rebote de los viajes de ocio, lo que repercute en un incremento de la demanda, por lo que se mostró “optimista” de registrar una “recuperación sostenida”.

A principios del pasado mes de marzo, Hertz selló un acuerdo con los fondos Knighthead Capital Management y Certares Opportunities para salir de la quiebra de cara al verano. Así, ambos fondos se comprometieron a invertir 4.200 millones de dólares (3.500 millones de euros) para comprar el 100% del capital social de la empresa reestructurada.

Hertz se declaró en bancarrota en mayo de 2020 por el impacto de la pandemia, acogiéndose así a la protección especial que otorga el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

La inyección de Knighthead y Certares se compondrá de la compra directa del capital social de Hertz por 2.300 millones de dólares (1.911,6 millones de euros), así como del compromiso de respaldar una oferta de derechos por hasta 1.900 millones de dólares (1.579,2 millones de euros).