Jaguar Land Rover multiplica por cuatro sus pérdidas

La compañía automovilística Jaguar Land Rover se anotó unas pérdidas después de impuestos de 734 millones de libras (882 millones de euros al cambio actual) en los tres primeros trimestres de su año fiscal, finalizados en diciembre, un 307% más, en comparación con los 180 millones de libras (216 millones de euros) que perdió en 2021.

Así, según los datos publicados por la compañía, en el tercer trimestre registró 67 millones (80 millones de euros) de pérdidas después de impuestos frente a los 351 millones (421 millones de euros) que había ganado en el tercer trimestre de 2020.

La firma británica facturó, entre marzo y diciembre de 2021, 13.553 millones de libras (16.294 millones de euros), un 2,7% más, tras haber facturado 13.193 millones de libras (15.863 millones de euros). Mientras que en el tercer trimestre, la facturación cayó un 21,16%, de 5.982 millones de libras (7.190 millones de euros) en 2020 a los 4.716 millones (5.668 millones de euros) de 2021.

Además, el resultado antes de impuestos fue negativo por 421 millones de libras (506 millones de euros) frente al beneficio de 91 millones de libras (109 millones de euros) que ganó en el mismo período de 2020. En el trimestre sucede lo mismo, se anotó unas pérdidas de 9 millones de libras (10 millones de euros) frente a los 439 millones (527 millones de euros) que ganó en el tercer trimestre de 2020.

Respecto a las ventas, la compañía matriculó 420.856 vehículos en todo el mundo a lo largo de 2021, lo que supone un 1,2% menos que en el año anterior, mientras que en último trimestre de 2021, las ventas mundiales del grupo cayeron un 37,6%, hasta las 80.126 unidades.

La compañía achaca esta reducción de ventas a la escasez mundial de semiconductores, aunque la empresa empezó a ver cierta mejora en el suministro de chips y en sus volúmenes de ventas en comparación con el trimestre anterior.

De cara al último trimestre de su año fiscal (enero-marzo), Jaguar Land Rover espera que los beneficios del cuarto trimestre mejoren con respecto al tercero, con un flujo de caja positivo. Además, los objetivos financieros a medio y largo plazo en el marco de la estrategia ‘Reimagine no cambian, incluyendo el aumento de los márgenes operativos al 10% o más para el año fiscal 2026.

«La cartera de pedidos está en niveles récord y ha crecido hasta las 30.000 unidades para el nuevo ‘Range Rover antes incluso de que las entregas comiencen este trimestre. Seguimos ejecutando nuestra estrategia ‘Reimagine’ para aprovechar todo el potencial del negocio y crear la próxima generación de los vehículos de lujo más deseados por los clientes más exigentes», ha comentado el consejero delegado de la empresa, Thierry Bolloré.