Jaguar Land Rover pierde 203 millones en los tres primeros trimestres de su año fiscal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La compañía automovilística Jaguar Land Rover se anotó unas pérdidas después de impuestos de 180 millones de libras (unos 203 millones de euros) en los tres primeros trimestres de su año fiscal (que abarca de marzo de 2020 a abril de 2021), en comparación con los 70 millones de libras (79 millones de euros) que ganó un año antes.

Según datos publicados este viernes por la compañía británica, la crisis del coronavirus impactó en sus cifras durante los primeros meses de 2020, aunque en el trimestre pasado la firma logró mejorar sus resultados.

Jaguar Land Rover facturó entre marzo y diciembre de 2020 un total de 13.193 millones de libras (14.915 millones de euros), un 24,9% menos que durante esos mismos meses de 2019. Además, el beneficio antes de impuestos fue de 91 millones de libras (casi 103 millones de euros), un 12% más en comparación con los 79 millones de libras (89 millones de euros) que ganó en el mismo periodo de 2019. Sin embargo, la empresa tuvo que pagar 271 millones de libras (306 millones de euros) en impuestos, dejando pérdidas netas.

El margen bruto de explotación de la empresa se situó en el 11,6%, casi dos puntos porcentuales más que un año antes, mientras que el margen operativo se quedó en el 0,2%, un punto porcentual menos, tras obtener un beneficio operativo de 22 millones de libras (24,8 millones de euros), un 89% menos.

En lo que va de año fiscal, el grupo automovilístico propiedad de Tata Motors matriculó 316.100 vehículos en todo el mundo, lo que implica una reducción del 20,7% en comparación con los 398.800 automóviles que vendió en el mismo periodo de 2019.

TERCER TRIMESTRE

Solo en su tercer trimestre fiscal (octubre-diciembre), Jaguar Land Rover registró unos “sólidos” resultados financieros gracias a vender 128.469 vehículos en todo el mundo, un 13,1% más que en el trimestre anterior, aunque un 9% por debajo que en el mismo periodo de 2019.

Así, la empresa facturó cerca de 6.000 millones de libras (6.780 millones de euros) en los tres últimos meses de 2020, un 6,2% menos que los 6.398 millones de libras (casi 7.230 millones de euros) que ingresó un año antes. Esto le permitió ganar 439 millones de libras (498 millones de euros) antes de impuestos, un 38% más, así como 351 millones de libras (396 millones de euros) después de impuestos, un 5,6% menos.

Entre otros datos, el flujo de caja libre de la empresa fue de 562 millones de libras (635 millones de euros), un récord para el tercer trimestre fiscal.

“Nos complace informar de estas sólidas ganancias y flujos de caja récord del tercer trimestre. Refleja nuestro enfoque en priorizar las ventas rentables y generar mejoras de costes y liquidez. Si bien las ventas aún no se han recuperado por completo en la mayoría de los mercados, fue un placer ver que en China aumentaron por segundo trimestre consecutivo”, ha reivindicado el director financiero de Jaguar Land Rover, Adrian Mardell.

PREVISIONES

La compañía británica ha valorado el acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido sobre el Brexit, lo que, a su juicio, ha evitado el riesgo de aranceles sobre piezas de automóviles y vehículos ya ensamblados.

A pesar de la crisis sanitaria, Jaguar Land Rover sigue esperando una mejora gradual de las ventas, por lo que espera generar “sólidos márgenes de beneficio” en el cuarto trimestre y lograr flujo de caja positivo en los próximos años para reducir su deuda.

“De cara al futuro, los desafíos continúan, incluyendo la pandemia y su impacto en la economía global, la nueva relación comercial del Reino Unido con la Unión Europa y los importantes cambios tecnológicos que están teniendo lugar en la industria. Estamos trabajando para lograr un futuro emocionante para Jaguar Land Rover”, ha destacado el consejero delegado de la empresa, Thierry Bolloré.