Julio Ligorría, el ex embajador con vocación de asesor político

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Como una responsabilidad que requiere ingenio, ética profesional y rigor, se encuentra el administrar una crisis o un conflicto internacional.

Estas cualidades las tiene Julio Ligorría, consumado ex embajador de Guatemala en los EE.UU y destacado escritor y asesor político que, por más de 30 años, ha construido una carrera sólida, resolviendo con éxito situaciones complejas de gobiernos y empresas.

Presidentes norteamericanos como, Ronald Reagan, George W Bush, Barack Obama y Donald Trump, así como numerosos mandatarios latinoamericanos han reconocido la trayectoria profesional de Julio Ligorría asesor y alguno de ellos también le ha solicitado ayuda en delicados asuntos de Estado. Estos reconocimientos le han permitido destacarse como un referente en el sector de la consultoría de gestión de crisis públicas y privadas.

La vida política de Julio Ligorría

Julio Ligorría Carballido siempre ha tenido una pasión genuina por los asuntos políticos internacionales y por el bienestar del pueblo guatemalteco. Durante sus inicios en la vida política y mientras se desempeñaba como director general de la Asociación de Gerentes de Guatemala, generó importantes espacios de diálogo y consensos en el país. En 1982, organizó el primer debate de candidatos presidenciales en el país. Un evento que algunos escritores latinoamericanos, como Carlos Alberto Montaner, calificaron como «una luz de esperanza en medio de la barbarie».

Su experiencia política en la gestión de crisis lo llevaron a convertirse desde el año 2013 hasta 2015 en embajador de Guatemala en los Estados Unidos, donde lideró importantes esfuerzos en el congreso para la aprobación del Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de América Central. En este proyecto propuso apoyar las políticas públicas y sociales en beneficio de las comunidades guatemaltecas más vulnerables que se enfrentaban a la crisis del crimen organizado.

El peso de su trayectoria como embajador ha llevado a Julio a considerar su carrera como de «alto riesgo» al tener que enfrentar un conjunto de acusaciones y controversias en su contra. Sin embargo, manteniendo la verdad por delante, ha demostrado la falsedad de los señalamientos y ha evidenciado que esto no ha sido más que una clara persecución política.

Actualmente, Ligorría reside en Madrid, donde ejerce su rol de asesor en su empresa Interimage Latinoamericana. Una compañía de consultoría especializada en el campo de la comunicación social y la administración de crisis, donde desarrolla todos los conocimientos adquiridos a lo largo de su carrera profesional como embajador, ayudando a empresas y políticos a mejorar su imagen ante la opinión pública.

Autor sobre democracia y cuestiones electorales

Quienes conocen la vida política de Julio Ligorría coinciden que es una persona afable y un caballero con un carisma innato, pero sobre todo, reconocen que es dueño de un ingenio y un talento único para comunicar ideas. Su pasión por la escritura le ha permitido ser el autor de más de 1600 ensayos sobre democracia contemporánea y cuatro libros sobre cuestiones electorales, democracia y diseño de estrategias.

«Estrategia política: Secretos de la formulación estratégica y marketing político» y «Crisis: la administración de lo inesperado», son algunos de los textos que destacan la experiencia y el amplio conocimiento del asesor en el ámbito de gestión de crisis.